UN SITIO HISTóRICO CON VISTA A LA MODERNIDAD

El paseo de las veraneras

El paseo de las veraneras
El paseo de las veraneras

Cuando se trasladó en 1673 la ciudad de Panamá la Vieja a San Felipe –actualmente es el Casco Antiguo de la ciudad–, la construcción de sus murallas fue determinante para protegerla del ataque de piratas y corsarios.

La construcción de la muralla comenzó en 1672, antes de la fundación formal de la nueva ciudad, y tuvo una larga evolución, según se destaca en la obra El Casco Antiguo de la ciudad de Panamá, del arquitecto y profesor Eduardo Davis Tejeira.

Del amurallado –supervisado por Antonio Fernández de Córdoba, por parte de la corona española– todavía se conserva el de Punta Chiriquí, donde estaba ubicada la plaza de armas, que es parte de las fortificaciones de esta ciudad colonial.

La ceremonia de fundación de la nueva ciudad fue el 21 de enero de 1673 –dos años después del ataque pirata– y en 1944 el presidente Belisario Porras lo denominó paseo Esteban Huertas, en honor al general colombiano que jugó un papel fundamental en nuestra separación de Panamá de Colombia.

Este paseo peatonal comienza a un costado del antiguo Club Unión y termina en la plaza de Francia. Entre sus características está un jardín de veraneras que rodea un arco que le da forma de túnel.

La arquitecta y restauradora Lía Méndez, de la oficina del Casco Antiguo, afirma que este lugar y sus alrededores tienen “una diversidad de elementos coloniales” y casas de arquitectura del siglo XIX, como la Casa del Soldado de la Independencia, cuya entrada queda en el paseo Esteban Huertas.

La fecha exacta de construcción de la Casa del Soldado de la Independencia es un misterio y tampoco se conoce su dueño original. Lo que sí se puede apreciar es una placa al lado de la puerta principal, que cita un homenaje a los soldados de la independencia, con fecha de 1903-1949, por parte de la Escuela de Artes y Oficios Melchor Lasso de la Vega.

En la actualidad, el inmueble funciona como Centro Cultural de España en Panamá, que en su sitio web cita que “el tipo de decoración seudorrenacentista con sus elaboradas pilastras y floridas ménsulas”, sugiere una fecha de construcción entre 1910 y 1920, década en la que este estilo se difundió por el Casco Antiguo.

La instalación albergó en 1925 la Sección de Arqueología e Historia (posteriormente Etnología e Historia) del Museo Nacional y en la década de 1930 –cuando el Museo Nacional fue trasladado a la nueva sede en La Exposición– la casa fue cedida a una asociación de supervivientes de la gesta de separación de Colombia en 1903, conocidos como los soldados de la independencia, quienes instalaron una pequeña exhibición.

En la década de 1990, la exhibición fue removida y la casa fue transformada en la sede de la Dirección Nacional del Patrimonio Histórico.

ATRACCIONES

Este paseo peatonal tiene algunas bancas y varios puestos de comercios artesanales. También hay músicos que se dedican a amenizar el paseo a los turistas a cambio de algunas monedas. Y es que diariamente se aproximan a este punto cientos de panameños y visitantes para apreciar la hermosa vista de la ciudad moderna de Panamá.

Rosi Muñoz es artesana y tiene un puesto en el paseo Esteban Huertas. Desde hace cuatro años ofrece para la venta sus productos a los visitantes que llegan, entre los que asegura los hay de distintas partes del planeta y también famosos como los cantantes Jennifer López y Enrique Iglesias.

"Este lugar y sus alrededores muestran una diversidad de elementos coloniales y casas con arquitectura del siglo XIX”


Lía Méndez
Arquitecta y restauradora de la oficina del Casco Antiguo

La artesana añade que ha atendido personalmente al actor de Hollywood Mel Gibson.

Recientemente, mientras se hacían los trabajos de construcción del centro cultural de España, se descubrieron seis bóvedas que reposan en la parte de abajo del paseo Esteban Huertas.

Edición Impresa