KNOCKOUT

'Me siento desnudo todos los días cinco minutos antes de salir al escenario'

Temas:

Joaquín Sabina Joaquín Sabina
Joaquín Sabina LA PRENSA/Humberto Rueda

Joaquín Sabina, el tipo al que se le prendió el foco cuando se dio cuenta de que quienes cantaban de mesa en mesa salían con más plata y chicas que él que lavaba platos –y lo demás es historia–, estuvo esta semana en Panamá.

Era, fuera de Nicaragua y Bolivia, el único país que no conocía.

Él, cuyas conversas habituales son con personajes como Fidel Castro, Letizia y Felipe, Serrat y Ana Belén, no da las clásicas entrevistas de “me encanta estar aquí” y “lo más lindo de Panamá es su gente, los quiero”.

Tampoco es monotemático. Lo apasionan tanto la política y las filosofías de vida como la música. Y de políticamente correcto no tiene mucho: él hace lo que le viene en gana y dice lo que piensa sin decorar sus palabras ni importar si se echa al mundo encima.

Tiene un vaso de cerveza en una mano y un cigarrillo en la otra. Se le ve relajado y despreocupado y, según deja ver, no es una actitud de momento sino de vida. No nos dieron las 10, pero aquí va algo de Joaquín Sabina.

Las personas más inteligentes que ha conocido.

El Pepe, el expresidente de Uruguay; el Gabo García Márquez y Juan Gelman. Narradores maravillosos. Vivían como pensaban y decían lo que pensaban.

Las más brutas.

Es que hay tres mil… no he conocido muchos porque procuro huir de ellos como la peste. Pero Franco, desde luego, nos arruinó la vida; Rajoy, un marciano que vive totalmente aislado del sufrimiento de la gente. Y Maduro y su insoportable levedad del ser. Heredó lo malo de Chávez y nada de lo bueno. Capacidad de convicción y carisma… él, nada de eso.

Titule una canción de Podemos, que lo mandó a cantar y no opinar.

Ojalá, de Silvio Rodríguez.

De Ciudadanos.

El hombre del traje gris, que es mía.

De Venezuela.

Lo que pudo ser y no fue.

Del Real Madrid.

Aúpa Atleti.

Del proceso de paz Colombia–Farc.

Un sendero pedregoso plagado de buenas intenciones. Es ahora o nunca. El problema es lo que está jodiendo Uribe.

Un libro que todo el mundo debería leer.

Los poemas humanos, de César Vallejo. El modo de retorcerle el cuello a las palabras para expresar lo inexpresable… Nadie lo ha hecho como él.

¿Qué le gustaría que dijera su epitafio?

Perdonen que no me levante, como Groucho Marx.

Su opinión, en una oración. Paulo Coelho.

Vendedor de electrodomésticos.

Ricardo Arjona.

Es amigo mío; no opino de mis amigos.

Ya opinó…

[Risas].

Pedro Sánchez.

La última esperanza blanca de la social democracia española que inevitablemente nos defraudará.

Barack Obama.

El pobrecito ha hecho lo poco que lo han dejado hacer. Una cosa es gobernar y otra tener poder, y el poder lo tienen las multinacionales y las fábricas de armas.

Fidel Castro.

Un gigante. A pesar del chándal [sudadera]. No soporto verlo con eso. Su gesta fue inmensa. Últimamente las revoluciones envejecen mal. Esa, muy mal.

El Papa.

Un peligro, pues cree en Dios. Eso es muy peligroso.

El Franco de hoy es…

Marine Le Pen. O ISIS, esa guerra feroz contra todo en el nombre de Alá. Las guerras del Golfo no solo fueron injustas y absurdas... trajeron lo peor de lo que había antes. Sin embargo, no les han mandado a los marines. Y habría que hacerlo.

¿En qué ciudad viviría?

En La Habana de hace 30 años.

Una carrera que debería desaparecer.

Empresariado o algo parecido. Hay que enseñar educación integral, para mejorar la humanidad. Hacer negocios… lo ha hecho siempre gente muy analfabeta y le ha ido muy bien. ¿Por qué tener analfabetas cultos?

¿Qué cree que pasará en las elecciones de fin de año de España?

No sé, pero espero que una coalición importante de izquierda, que vaya desde PSOE hasta Podemos, gane.

El destino de la crisis económica europea.

Catarsis importante. Después de la crisis, de ver cómo con la plata de la gente se han rescatado los bancos en toda Europa, y después de la maldita austeridad y haber acabado con todo lo que era estado del bienestar, no va a ser tan fácil robar si eres político y banquero. La gente está indignada y desesperada y controla más a los políticos.

¿Le gustan los toros y qué otra salvajada?

Entraríamos en terreno muy obsceno...

¿En qué son iguales todos los gobiernos?

Se olvidan de que no son más que unos representantes nuestros y que están a nuestro servicio, no al de sus afanes de caudillismo.

Un mito del amor.

Eterno. Es mentira. El amor eterno dura seis meses. Luego, los que no son eternos duran más [risas].

Se arrepiente de…

Que me dejé domesticar.

¿Por quién?

Por la edad, los años, las chicas guapas…

Cuando cantaba en bares George Harrison le dio una propina y su cuento varía... ¿Conserva el billete o se lo bebió esa noche?

Pensé que lo iba a conservar toda la vida y me lo gasté a la semana… invitando a copas a los amigos, naturalmente.

¿Cuándo es hora de retirarse?

No lo sé, lo pienso mucho. No soy como otros cantantes amigos míos, por ejemplo Serrat, que han dicho siempre que no podrían vivir… Yo cuando estoy un año entero sin cantar, entre gira y gira, estoy feliz. Tengo otras vidas que no dependen de la música en absoluto.

¿Cuándo se sintió más desnudo que cuando se desnudó para ‘El País’?

Me siento desnudo todos los días cinco minutos antes de salir al escenario.

Usted estuvo deprimido. ¿Qué es peor que eso?

La muerte. En la depresión sigues estando vivo.

Titule una película de su vida.

La canción del otoño.

Usted tiene historias por montón. Fue detenido por su padre (policía) por pertenecer al Partido Comunista, lanzó un coctel molotov contra un banco, un desconocido le prestó su pasaporte para que viajara. Una anécdota que todavía no se puede creer.

No me puedo creer nada de lo que me ha pasado en la vida. Yo no tenía un proyecto de vida glorioso ni con éxito. Eso no existía en mi generación. Solo queríamos vivir, escapar del franquismo, viajar un poco, a lo mejor, con suerte, ser profesor de literatura… y los fines de semana, escribir la gran historia que no va a leer nadie. Hasta ahí. Lo que me ha pasado después ha sido un milagro.

No tiene tarjeta de crédito, celular, carro… ni usa redes sociales. ¿Qué más no tiene ni añora tener?

Teléfono tampoco. De lo que no tengo no añoro nada... Añoro tener tiempo.

¿Por qué dejó la cocaína?

Un día en Marraquech pensé que ya no me hacía ningún bien. Fue antes del ictus, eh. Y la dejé sin ningún problema. Nada de rehabilitación ni todas esas cosas que cuentan en TV que hay que hacer. Como no soy fundamentalista, si una vez cada dos años estoy en una fiesta y me invitan, digo que sí.

¿La extraña?

De vez en cuando.

¿En su época no estaba más de moda la heroína?

Sí, pero a esa sí le tengo miedo. Nunca la probé. De eso sí vi gente morirse.

Tiene 66. ¿A qué edad pensó que iba a morir?

Siempre pensé que las personas con más de 40 años no tenían vergüenza. Ahora no lo pienso. Ahora lo sé.

¿Rebelde con o sin causa?

Con muchas causas.

¿Ya no va a orinar en la puerta de la Real Academia Española?

Sí, alguna vez sí. Me gusta mucho mear en la calle.

¿Qué no pagaría ni aunque fuera Carlos Slim?

Nada de lo que paga él. O sí, alguno de los cuadros que compra. Quisiera un Picasso en mi casa, ¿cómo no?

¿Whisky o vino?

No soy fundamentalista. ¿Por qué no las dos cosas? Incluso tequila, ron…

¿Blanco o tinto?

Tinto. El blanco es un sucedáneo.

¿Tienen cabida las monarquías en este siglo?

Es un anacronismo absoluto. Al menos en Inglaterra están envueltas en cierta ceremonia que tiene gracia para el turismo, pero en España no tienen ningún sentido.

Si pudiera llevarse algo material, ¿qué sería?

Un par de chicas [risas].

El peligro más grande que vive hoy el mundo.

La desaparición del planeta, tal como vamos.

¿Cuánto de loco tiene Joaquín Sabina?

Mucho más de lo que creen mis enemigos y mucho menos de lo que quisiera yo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

LA CONQUISTA DEL ATLÁNTICO Panamá, en venta

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Mundo Muere en accidente aéreo hermana del presidente de Honduras

Hilda Hernández, de 51 años, se desempeñaba como asesora de Estrategia y Comunicaciones del Gobierno de su hermano Juan Orlando Hernández. Hilda Hernández, de 51 años, se desempeñaba como asesora de Estrategia y Comunicaciones del Gobierno de su hermano Juan Orlando Hernández.
Hilda Hernández, de 51 años, se desempeñaba como asesora de Estrategia y Comunicaciones del Gobierno de su hermano Juan Orlando Hernández. Tomado de www.laprensa.hn

Una hermana del presidente de Honduras Juan Orlando Hernández, murió este sábado al accidentarse un helicóptero en una montaña ...

pago de SOBORNOS Presidente Kuczynski busca milagro que evite su destitución en Perú por caso Odebrecht

En un mensaje a la nación, el jueves, Kuczynski dijo que no tenía ningún rol en la administración de su empresa Westfield Capital cuando ésta recibió casi 800 mil dólares en pagos a consorcios liderados por Odebrecht. En un mensaje a la nación, el jueves, Kuczynski dijo que no tenía ningún rol en la administración de su empresa Westfield Capital cuando ésta recibió casi 800 mil dólares en pagos a consorcios liderados por Odebrecht.
En un mensaje a la nación, el jueves, Kuczynski dijo que no tenía ningún rol en la administración de su empresa Westfield Capital cuando ésta recibió casi 800 mil dólares en pagos a consorcios liderados por Odebrecht. AFP

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, busca un milagro que frene su destitución el próximo jueves por el Congreso, de ...

violencia Gobierno hondureño acusa a oposición de fomentar disturbios

Los representantes de los comerciantes aseguran que las protestas causan pérdidas diarias de 6.3 millones de dólares. Los representantes de los comerciantes aseguran que las protestas causan pérdidas diarias de 6.3 millones de dólares.
Los representantes de los comerciantes aseguran que las protestas causan pérdidas diarias de 6.3 millones de dólares. AP/Fernando Antonio

El gobierno hondureño acusó a los rivales políticos del presidente Juan Orlando Hernández de ordenar a “pandillas” que ...