HAY FECHA PARA EL DUELO

Final de la Copa Libertadores entre Boca y River se jugará fuera de Argentina

Final de la Copa Libertadores entre Boca y River se jugará fuera de Argentina
Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

La suspendida final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate se jugará entre 8 y 9 de diciembre en sede por definir fuera de Argentina, decidió este martes la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que aclaró que el encuentro queda sujeto a una decisión del Tribunal de Disciplina del organismo.

+info

Final entre River y Boca es postergada tras incidentesBoca Juniors pide suspender la final de Copa LibertadoresRiver acusa de traición a Boca por reclamos ante Conmebol

"El partido de vuelta de la final de la Libertadores de 2018 se llevará a cabo entre el 8 y 9 de diciembre en horario y sede a definirse por la administración", señaló un comunicado del organismo.

"El partido final se juega fuera de Argentina", afirmó el presidente de la Conmenol Alejandro Domínguez a la prensa, al concluir una reunión en Asunción con los presidentes de Boca y River para reprogramar la final que fue postergada luego de que fuera atacado con piedras y palos el autobús que conducía al plantel de Boca.

La Conmebol señaló en un comunicado, que la sede se definirá "a la mayor brevedad", aunque aclaró que la organización del encuentro queda "sujeto al fallo del Tribunal de Disciplina".

Boca presentó un reclamo ante ese tribunal de la Conmebol solicitando que le den por ganada la final, tras los incidentes el sábado cerca del estadio Monumental, que obligó a a suspender el partido decisivo en dos ocasiones el fin de semana pasado.

El partido de ida de la final, disputado el 11 de noviembre, en La Bombonera, terminó igualado 2-2 y no se registraron incidentes.

El ataque con piedras y palos dejó a varios jugadores de Boca afectados, entre ellos el capitán Pablo Pérez, herido en su ojo izquierdo. 

Los incidentes obligaron a aplazar en dos ocasiones la inédita superfinal entre los archirrivales de Argentina, de la que estaba pendiente todo el mundo del fútbol.

Unos 2 mil efectivos policiales y de otras fuerzas como gendarmería y prefectura fueron desplegados en el operativo el sábado.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL