Miles y miles de argentinos desfilan ante el féretro de Maradona

Miles y miles de argentinos desfilan ante el féretro de Maradona
Miles de personas acudieron a las inmediaciones de la Casa Rosada para darle el adiós a Diego Maradona. AFP

Desconsolados tras la muerte del ídolo popular, miles de argentinos despiden a Diego Maradona en un interminable desfile frente al féretro cubierto con la bandera Argentina y las casacas de la Albiceleste y de Boca Juniors con el número ’10′, en un velatorio con honores en la Casa Rosada.

Apilados en una fila interminable que serpentea la histórica Plaza de Mayo, los hinchas avanzan a paso lento en la esperanza de pasar brevemente frente al ataúd en un velatorio que está previsto termine en horas de la tarde.

El entierro del ‘Pide de Oro’ será este mismo jueves en la tarde en el cementerio Jardín de Paz, en la periferia de Buenos Aires, dijo Sebastián Sanchi, portavoz del ’10′, a la AFP.

Con los puños en alto o la mano en el corazón, los fanáticos pasan frente a los restos del ídolo muerto el miércoles a los 60 años por un paro cardíaco.

A último momento, se decidió acortar el velatorio de tres días a uno, a pedido de la familia.

El inicio, estuvo marcado por algunos forcejeos entre los hinchas que impacientes por entrar derribaron algunas vallas, luego de pasar una noche en vigilia.

Sus hijas Dalma, Giannina y Jana permanecen en la Casa Rosada, igual que su exesposa Claudia Villafañe, sus hermanas y otros miembros de la familia y amigos, aunque a resguardo de la prensa.

Decenas de miles de personas pasaron la noche en vigilia en la Plaza de Mayo, frente a la sede gubernamental, entre cánticos de homenaje para despedir a su ídolo.

La familia y sus amigos más íntimos acudieron a la despedida por la madrugada antes del inicio del velatorio público que se extenderá en principio hasta horas de la tarde.

Maradona estaba convaleciente de una operación por un hematoma en la cabeza desde el 3 de noviembre. Su salud era muy delicada y atravesaba un nuevo síndrome de abstinencia.

Se lo había visto mal el día de su cumpleaños el 30 de octubre, cuando reapareció de su confinamiento por la pandemia en la cancha de Gimnasia y Esgrima, equipo que dirigía.

Su abogado, Matías Morla, reveló que Diego atravesaba una depresión cuando le detectaron el hematoma.

“Tenía una conducta rara, estaba muy depresivo y hacía comentarios sobre parientes que habían fallecido, que los extrañaba”, dijo.

El fiscal John Broyard precisó que la muerte del astro del fútbol se produjo “a las 12 horas” del mediodía del miércoles por causas naturales.

Tenía cinco hijos, dos de ellas, Dalma y Gianinna, con su exesposa Claudia Villafañe. Había malestar de la familia con el entorno que tenía en los últimos tiempos.

Sus otros hijos, que tuvo con otras tres mujeres, son Jana, Diego Junior, y Diego Fernando.

Los excesos y las adicciones fueron el origen de las emergencias de salud que lo llevaron varias veces al borde de la muerte.

Hacía años que Maradona había superado la adicción a las drogas duras. Pero seguía consumiendo alcohol, medicado con tranquilizantes y ansiolíticos.

Edición Impresa