Los excluidos del desarrollo capitalino

Paralelo al crecimiento económico de la ciudad de Panamá existen áreas que contrastan con el desarrollo en infraestructuras y de planificación urbana. Este es el caso de la comunidad Boca La Caja, corregimiento de San Francisco.

Paralelo al crecimiento económico de la ciudad de Panamá existen áreas que contrastan con el desarrollo en infraestructuras y de planificación urbana. Este es el caso de la comunidad Boca La Caja, corregimiento de San Francisco. 

Se trata de un área a pocos metros de centros comerciales, proyectos inmobiliarios, exclusivas áreas residenciales, cercano al corredor Sur, entre otras facilidades; pero los beneficios de este poblado pueden ser contados. Actualmente uno de los temas que más preocupan a los moradores es la legalización y venta de los terrenos que han ocupado por décadas, debido a que el boom de proyectos comerciales los acecha.

EL COMPRADOR QUE NO LLEGA

Durante un recorrido se abordó a moradores como Heydi García, quien señaló que hay quienes tienen sus títulos de propiedad en mano, mientras que otros esperan por ese documento importante para poder vender y darle paso al desarrollo inmobiliario en el área.

Aunque reconoce que nadie ha llegado a su casa a proponerle la compra del área que ocupa, tiene pensado vender e irse hacia Tocumen (en el este de la ciudad de Panamá) o La Chorrera (en el oeste), pues admite que esa área pronto va a desaparecer. 

En tanto, Celideth Ramos, quien ha habitado por más de 23 años en este poblado, confesó que no quiere abandonar el sitio, pues lo considera céntrico y con muchas ventajas, como el servicio de salud, educación, transporte, entre otros. “No será de la manera ordenada, pero los tenemos cerca”, afirmó.

OFRECEN POCO POR MUCHO

Por su parte, José Cumbrera, vecino del área, manifestó que a sus 43 años sabe que estos terrenos representan mucho dinero y que se le ha informado que podrían estar costando $4 mil el metro cuadrado. Sin embargo, se lo quieren pagar entre $200 hasta $700 el metro cuadrado.

Ante esto, aseveró: “Aquí nadie va a vender a ese precio. No somos ignorantes”. Agregó que “no quiere el gobierno decida por ellos”. “Quieren vender estas tierras a los ricos para hacerse más ricos. Aquí todo está céntrico, supermercados, hospitales, escuelas, comercios, bancos, servicios básicos, mientras que salir de aquí representa que nos vamos a aventurar”, detalló Cumbrera.

En tanto, Ramiro Hernández, de 60 años, se pregunta, ¿a dónde vamos a ir sin plata y sin comodidad? La inquietud de Hernández radica en que, en décadas anteriores, con $20 podía comprar varias bolsas de comida. No obstante, ahora, con la misma cantidad de dinero, lo que se adquiere son algunos “checheritos” de la canasta básica de alimentos.

Hay otros residentes como Javier Jaramillo, quien considera que con 35 años de desarrollar la actividad de la pesca en el área, salir de Boca La Caja representa “morir a la vida de pescador”.

Al respecto, concluyó que mientras el desarrollo del país es alegría para unos, para ellos significa la opresión a los más empobrecidos. Adelantó que en la búsqueda de una subsistencia, a sus 52 años, tendrá que regresar a su natal Penonomé, provincia de Coclé, y poner a producir sus fincas frutales.

¡OJALÁ NO SE FUERA, PERO ESTÁ DIFÍCIL!

El coordinador de la Comisión de Urbanismo de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), Gerónimo Espitia, manifestó que lamentablemente esta población de Boca La Caja va a ser desplazada, debido a que quedó insertada en un área de alto perfil económico.

Pero a su juicio, las autoridades deberían implementar una política de equidad social y no sacarlos del área. Sin embargo, el mercado inmobiliario es muy arrollador.

Por otro lado, adelantó que como no todos tienen sus títulos de propiedad, solo algunos podrán vender. “Ojalá esto no lleve a un conflicto social como ha sucedido en otros países”, expresó Espítia.

El representante de la SPIA mencionó que en Brasil, por ejemplo, cuando los asentamientos informales han sido abordados por proyectos inmobiliarios se aplica el “Estamento de Ciudad”, que es un documento que no permite el desplazamiento, sino que se les busca a estas personas áreas cercanas a la ciudad, pero con equidad social.

En tanto, el exdirector nacional de Urbanismo del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) José Batista, indicó que la realidad de Boca La Caja se vive en Brooklincito en La Locería ( Betania) y Viejo Veranillo (Curundú), frente al campus de la Universidad de Panamá.

Según Batista, estos sectores aún subsisten, debido a que sus residentes no han recibido un título de propiedad, pues de llegar a concretarse esto, entonces empezará la invasión de compradores como ocurrió en San Sebastián de San Francisco, un poblado que estaba muy cerca de Boca La Caja.

El urbanista recordó que en esta área algunos terrenos que costaron unos 25 mil dólares fueron vendidos por 100 mil dólares, debido a que los residentes no se pudieron resistir a una oferta tan atractiva.

“Compraron esa idea, pero siento que algunos se han arrepentido, ya que se desligaron de vivir en el centro de la ciudad y con muchas ventajas”, agregó Batista.

El también catedrático de planeamiento dijo que hay que tomar en cuenta que muchas personas dependen de la actividad de la pesca y que bien pudiera aplicarse en Boca La Caja un proyecto similar al de Curundú, pero afirmó que no ha habido ese interés por los tomadores de decisiones.

Batista abogó por mezclar a la gente, puesto que esto ayuda a aliviar la tensión social de una ciudad, tal como sucede en el corregimiento de San Felipe.

Planteó que eso fue lo que se hizo en ciudades como Medellín, Colombia, donde hubo integración social; en cambio en Bogotá se incurrió en la marginación y produjo una explosión social, pues no se puede acorralar a la gente.

Espitía y Batista coinciden en que Boca La Caja podría ser transformada y hacerlo en un mejor lugar, para vivir incorporando y respetando los espacios públicos.

REALIDAD DE LA REGIÓN

Informes de organismos internacionales indican que con un 80% de su población residiendo en ciudades, América Latina y el Caribe es la región más urbanizada del planeta.

El Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat) en su informe: Estado de las Ciudades de América Latina y el Caribe 2012, que fue presentado en agosto, indica que la primera transición urbana en América Latina y el Caribe ha quedado completada.

Además, recomendó que sea necesario cambiar el actual modelo de urbanización y plantear a los gobiernos el nuevo reto de lograr centros urbanos más inclusivos, más sostenibles, con mayores espacios públicos y mejor pensados para las personas.

En dicho informe, el secretario general adjunto y director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), Joan Clos manifestó que “... las ciudades son creaciones humanas, núcleos de oportunidades, fuente de desarrollo económico, social y político. Nuestro futuro está en ellas, en los espacios que debemos ser capaces de planificar para las nuevas generaciones”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

NOMBRAMIENTO Un primo de Hugo Chávez dirigirá Citgo, filial de PDVSA en Estados Unidos

El presidente de Citgo Asdrúbal Chávez. El presidente de Citgo Asdrúbal Chávez.
El presidente de Citgo Asdrúbal Chávez. Tomado de Internet/Agropetroleros

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, nombró el miércoles presidente de Citgo a Asdrúbal Chávez, primo del fallecido líder ...

ESTUDIO Las luces LED aumentan la contaminación lumínica en el mundo

La combinación de imágenes muestra de lado izquierdo la iluminación con lámparas de sodio naranja en 2010 mientras que del lado derecho se tiene iluminación de 2015 con el cambio a luces LED. La combinación de imágenes muestra de lado izquierdo la iluminación con lámparas de sodio naranja en 2010 mientras que del lado derecho se tiene iluminación de 2015 con el cambio a luces LED.
La combinación de imágenes muestra de lado izquierdo la iluminación con lámparas de sodio naranja en 2010 mientras que del lado derecho se tiene iluminación de 2015 con el cambio a luces LED. AP/Archivo

Se suponía que provocarían una revolución energética, pero la popularidad de las luces LED está generando un aumento de la ...

CANTANTE COLOMBIANO Juanes: la violencia en Colombia ha sido un 'estigma', pero eso ya es 'pasado'

Juanes ganó dos Grammy Latinos por su disco 'Mis planes son amarte'. Juanes ganó dos Grammy Latinos por su disco 'Mis planes son amarte'.
Juanes ganó dos Grammy Latinos por su disco 'Mis planes son amarte'. AFP/Pierre-Philippe Marcou

El narcotráfico y la fama de Pablo Escobar han sido un estigma "muy difícil" de llevar para los colombianos, pero todo eso es ...