ALERTA

Prohíben la comercialización del producto Mero Macho en Panamá

Prohíben la comercialización del producto Mero Macho en Panamá
La Aupsa informó de la retención de 27 mil unidades del producto en las bodegas de la Zona Libre de Colón.

Las autoridades panameñas dieron a conocer este martes 27 de agosto de 2019 que está prohibida la comercialización del producto conocido como Mero Macho en el país.



Así lo anunciaron funcionarios de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia, del Departamento de Protección de Alimentos del Ministerio de Salud y la Autoridad Nacional de Aduanas, en conferencia de prensa, donde expresaron que esta bebida −comercializada en el mercado como un producto natural− es "altamente peligrosa" para la población.



El administrador de la Aupsa, Raúl Salcedo, dijo que, según información proveniente del departamento de salud pública de Ecuador −donde se fabrica el Mero Macho− algunas pruebas realizadas indican que este producto tiene un aditivo que se llama tadalafilo. Este es un compuesto activo del Viagra, que puede acelerar el corazón, subir la presión arterial, "lo que no está registrado en su etiqueta", precisó Salcedo.



El funcionario indicó de la retención de 27 mil unidades del producto en las bodegas de la Zona Libre de Colón.



"En el día de hoy, cuando se procedió al decomiso, nos percatamos que la empresa vendió 11 mil 500 unidades, violando unas medidas sanitarias adoptadas por la institución", expresó.

El funcionario de la Aupsa advirtió que esta acción "puede generar una sanción extraordinaria y millonaria". También se hicieron cambios de etiqueta en el proceso, agregó el funcionario, en la conferencia. A raíz de las investigaciones pertinentes, el producto Mero Macho ya se convierte en "mercancía prohibida", subrayó, por su parte, Juan Pablo García, subdirector de la Autoridad Nacional de Aduanas. "No se puede dar la comercialización del producto a nivel nacional y, por tanto, la importación respectiva", añadió.García anunció que se se van a realizar pruebas de laboratorio sobre el contenido del producto y así luego dar la "clasificación o fracción arancelaria correspondiente". Esto, toda vez que como estaba clasificado como una bebida natural tenía "ciertas preferencias arancelarias para el pago de impuestos". Con las pruebas que se realicen −detalló− ahora se tendrá que clasificar en una partida arancelaria distinta, lo que significa que pagará aranceles "muchos más altos".

Edición Impresa