Alimentos aumentan de precio, pese a la reducción del IPC

Alimentos aumentan de precio, pese a la reducción del IPC

A pesar de que los alimentos, la salud y la educación, segmentos vitales para la subsistencia de los panameños, muestran precios al alza,  la variación anual del Índice de Precios al Consumo, en octubre de 2019, fue de -0.7%.

En tanto, la variación mensual del IPC llegó a -0.1%, de forma que la llamada inflación acumulada hasta octubre de 2019 es de -0.4%.

Cómo se explica que no haya inflación, si cuando va al supermercado paga más por los mismos productos. Igual sucede cuando asume los gastos escolares de sus hijos. 

Pues esto sucede porque de los 12 renglones que mide la Contraloría General de la República, siete registran baja de entre 4.7% y 0.4%, mientras que los cinco indicadores restantes, reportan alza de entre 0.3% y 1.2%. 

Puede ser que los segmentos que empujan el índice a la baja no tienen ninguna incidencia en su vida, pero por el contrario, los servicios  y productos que suben de precio sí merman su capacidad de asumir compromisos económicos. 

Por ejemplo, el segmento de transporte registró un descenso de -4.7% arrastrado por los bajos precios en los pasajes en avión (-36.1%); el combustible para automóviles (-12.2%) y el alquiler de automóviles. 

Para algunos consumidores estos descensos no son representantivos, pues tienen años de no viajar y nunca han alquilado un vehículo. 

Dentro de este mismo renglón, sin embargo, también hubo alzas perceptibles al bolsillo del consumidor como son el servicio de transporte escolar que aumentó (2.7%) y los repuestos para automóviles (1.1%).

Por su parte, el indicador que agrupa comunicaciones reporta un descenso de 1.2%, arrastrado por los precios de los teléfonos de -10.8%.

Los precios de los muebles, artículos para el hogar y la conservación ordinaria del hogar también cayeron 1.2%. El mayor descenso se reportó en el subíndice de las sillas para el hogar, con un decrecimiento de  (-6.7%) y productos de limpieza y conservación (-4.1%).

Los renglones que también bajaron de precio, pero en menor proporción fueron las bebidas alcohólicas y tabaco (-0.4%); la recreación y cultura (-0.4%); las prendas de vestir y calzado (-0.4%), así como los servicios de vivienda agua; electricidad y gas (-0.3%).

Al otro extremo están los productos, bienes y servicios que subieron de precios. Entre ellos los restaurantes y hoteles que reportando un alza de (1.2%),impulsado por las comidas fuera de casa y  preparadas para llevar.

La salud también se incrementó 1%, una  subida estimulada por las consultas médicas.

En los últimos años, la percepción que tiene la población panameña sobre el aumento de los precios ha discrepado de los números oficiales que publica la Contraloría General de la República.

Así las cosas y pese a la nula inflación que reporta la Contraloría, el renglón que agrupa los alimentos y bebidas no alcohólicas sigue subiendo. 

En octubre de este año, los precios de los alimentos subieron 0.5%, impulsado por los productos del mar como camarones (7.6%); las legumbres (3.7%), así como la margarina y mantequilla (2.4%), entre otros artículos. 

También aumentaron de precios los servicios de educación (0.7%), debido a los costos de la enseñanza preescolar (3.2%), además del indicador de los bienes y servicios diversos que aumentó 0.3%.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL