FINANZAS PúBLICAS

Deuda pública se duplicó en una década

Deuda pública se duplicó en una década
Deuda pública se duplicó en una década


El saldo de la deuda pública prácticamente se duplicó entre 2005 y 2015, según consta en un reporte de la Dirección de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas.

Al final de 2005, con Martín Torrijos en el poder, el saldo de la deuda superó los $10 mil 231 millones. Y 10 años después, al cierre de 2015, la deuda ascendió a más de $20 mil 221 millones.

Con esta situación contribuyó notablemente el gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), que la elevó en $7 mil 258 millones.

Con la administración actual, la tendencia al alza se ha mantenido. Completado el mes de septiembre de este año, la deuda pública totaliza $21 mil 589 millones.

Como en los últimos 10 años la economía creció a un ritmo fuerte, la relación entre deuda y producto interno bruto cayó de 66% en 2005 a 38.7% en 2015. 

DEUDA SUBE A $21,589 MILLONES

El saldo de la deuda pública al 30 de septiembre se ubicó en $21 mil 589.6 millones, lo que representa una disminución de $78.2 millones en comparación con el mes anterior, pero un aumento de $1,623.4 millones en relación con el saldo existente un año antes.

En septiembre se pagaron $308.8 millones en concepto de servicio de deuda: se hizo el segundo pago de cupones de distintos bonos globales ($155.7 millones), se redimieron tres Letras del Tesoro ($82 millones) y se hicieron pagos a organismos multilaterales por diversos préstamos ($44.2 millones).

Por su parte, en el mes de septiembre el Gobierno recibió desembolsos por $41 millones, siendo el más destacable uno por $24 millones por una Letra del Tesoro del año 2016 en el mercado local de capitales.

Además, la apreciación del yen japonés respecto al dólar aumentó en $11.7 millones el saldo de la deuda. Esto es consecuencia de una emisión de $500 millones que el Gobierno hizo en el mercado japonés en 2011.

Por acreedores, el principal instrumento de deuda utilizado por la República son los Bonos Globales, que acumulan un saldo de $11 mil 442.5 millones. Le siguen los préstamos con organismos multilaterales ($4 mil 174.1 millones), Bonos del Tesoro ($2 mil 64.1 millones) y Notas del Tesoro ($1,942.5 millones).

EVOLUCIÓN

La Dirección de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) recogió en su Plan Anual de Financiamiento Público de 2016 la evolución de la deuda en más de una década.

El saldo total de la deuda del sector público no financiero en 2004 era de $9 mil 976 millones. La cifra es menos de la mitad que el saldo de la deuda que acumula hoy el sector público no financiero.

La deuda total del país ha crecido, pero cuando se compara con el tamaño de la economía, el indicador ha mantenido una tendencia descendente por el fuerte crecimiento de la economía estos años. Esto supone que la capacidad de repago es mayor. Otro indicador que refleja esta situación es que los ingresos corrientes del sector público cubren hasta 10 veces los compromisos del Estado en forma de intereses y comisiones.

La directora de Financiamiento Público, Katyuska Correa, dijo que “el endeudamiento se considera prudente en la medida en que el retorno de las inversiones que ejecutas es mayor que el costo de la deuda adquirida. En el caso particular de Panamá, nuestra ley de responsabilidad social fiscal es específica respecto a que no se puede usar deuda para pagar gasto corriente”.

Por su parte, para el economista y abogado Fernando Gómez Arbeláez, “la relación deuda/PIB no ha mejorado en los últimos años, algo injustificable en tiempos de crecimiento económico. Sin embargo, más relevantes que esta relación son nuestros niveles de déficit fiscal, todavía elevados a pesar de mantenerse un tanto distorsionados con la exclusión de las enormes deudas de Tocumen, S.A., la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. y la Empresa Nacional de Autopistas y ‘maquillados’ a través del cálculo, en mi opinión convenientemente mal realizado, del llamado balance fiscal ajustado”.

En sus últimas revisiones a Panamá, las agencias de rating han afirmado la calificación del país, que sigue estando dos escalones por encima del umbral del grado de inversión.

Panamá es uno de los seis países de América Latina que ostenta esta calificación por la solvencia en el pago de sus deudas.

 

Deuda pública se duplicó en una década
Deuda pública se duplicó en una década

 

Principales acreedores

$11,442.5

Millones debe la República en Bonos Globales.


$4,174.1

Millones en préstamos con organismos multilaterales.


$2,064.1

Millones en Bonos del Tesoro.