PRIMAS EN 2014 ASCIENDEN A $1,345 MILLONES

Presión sobre costo de seguros

Presión sobre costo de seguros
Presión sobre costo de seguros

El aumento de los accidentes de tránsito y el encarecimiento de los repuestos inciden negativamente en los resultados de las aseguradoras de autos. Algo similar ocurre en el caso de los seguros de salud, ya que los gastos médicos se han incrementado notablemente en los últimos años, según los representantes de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea).

Ante este escenario, el gremio que agrupa a la mayor parte de las aseguradoras del país advierte de que mantener las primas —lo que pagan los clientes asegurados— en los niveles actuales resulta “insostenible”.

Esto sucede en los dos segmentos con más seguros contratados —entre autos y salud suman primas por $456.2 millones en 2014, un 34% del total de primas pagadas en 2014— lo que hace que un aumento en el costo tenga un impacto amplio entre los ciudadanos, algo que no pasa inadvertido para las asociaciones de consumidores que consideran que, en el caso de los autos, con un mercado cautivo como el que tienen las aseguradoras, deberían tener resultados positivos.

Las cifras de las aseguradoras

Las empresas, sumando todo tipo de seguros, ingresaron $1,345 millones en primas hasta diciembre de 2014, lo que representa un 8.1% de crecimiento respecto a 2013.

Los siniestros, por su parte, han experimentado un alza constante en los últimos seis años. En 2009, la industria pagó $312.8 millones en siniestros, mientras que en 2014 se desembolsaron $527 millones, lo que constituye $214.2 millones o 68.5% de crecimiento en los pagos realizados, de acuerdo con la Apadea.

En el caso específico del ramo de automóvil, el gremio reporta que mientras en 2009 se pagaron $83.7 millones en siniestros, en 2014 se gastaron $141.6 millones, es decir, $57.9 millones o 69.2% más. Estos desembolsos provocaron resultados técnicos negativos —la diferencia entre las primas recaudadas y los gastos causados por los siniestros— en los últimos cuatro años, según los empresarios.

El ramo de salud también genera inquietud entre las aseguradoras. Mientras que en 2009 se pagaron en siniestros $89.9 millones, en 2014 la cifra se elevó un 69% hasta $152 millones.

Las compañías defienden que de cada dólar de prima que ingresa a una aseguradora, más de 60 centésimos se devuelven en reclamos.

Por mandato legal los vehículos a motor están obligados a adquirir una póliza, lo que genera un mercado cautivo para las aseguradoras.



Esto ha generado que de las 30 compañías aseguradoras en Panamá, algunas ya estén programando aumentar el precio de las pólizas.

No obstante, el presidente de la Apadea, José Eleta, ha señalado en anteriores ocasiones que cada compañía debe tomar sus propias decisiones sobre el tema.

Dino Mon, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Mapfre, expresó a este diario que las compañías tienen claro que no pueden seguir manteniendo los precios de las primas, ya que estos no han variado desde hace años, pese a que la inflación no ha parado de subir.

En el caso de los autos, los repuestos aumentan considerablemente año tras año. Incluso, detalla el ejecutivo, en ocasiones no hay suficiente inventario de piezas y eso encarece los costos de las aseguradoras.

Algo similar ocurre en el ramo de salud con los gastos hospitalarios, que se incrementan porque cada vez son más modernos los equipos que se utilizan para la atención de los pacientes, entre otros motivos.

“Hemos sabido manejar nuestros riesgos, pero esto es insostenible, y todas las compañías tenemos la visión que en el seguro de salud y seguro de autos debemos ajustar las primas”, afirmó el gerente general de Mapfre.

El director ejecutivo de la Apadea, Carlos Berguido, explicó recientemente en TVN que un auto que se adquiría por $9 mil en 1989, hoy en día cuesta $22 mil, mientras que la prima que paga el asegurado se ha mantenido en niveles similares en el mismo período de tiempo.

Hablan los consumidores

El presidente de la Asociación de Consumidores Libres, Raúl Eduardo Molina, sostuvo que si el costo de los vehículos se ha duplicado, “no es muy razonable esperar que la póliza se mantenga en el mismo nivel”.

Por su parte, Giovani Fletcher, presidente del Instituto Panameño de Derecho de Consumidores y Usuarios, indicó que el aumento en el costo de las pólizas va en detrimento de las personas. Recordó que por mandato legal los vehículos a motor están obligados a adquirir una póliza, y estimó que hay cerca de 800 mil autos asegurados en el país, que componen el mercado por el que compiten las compañías, y que, a su juicio, debe ser rentable.

Fletcher también mostró inquietud por el anuncio del aumento global del costo a través de un gremio, “lo que implica que se están poniendo de acuerdo más allá de lo que establece el régimen del mercado”. Admitió que aunque en principio solamente se hable de estimaciones, los aumentos terminan siendo “una triste realidad” para el consumidor.

Presión sobre costo de seguros
Presión sobre costo de seguros

 

Presión sobre costo de seguros
Presión sobre costo de seguros

Edición Impresa