CADENA DE FRÍO

Mercados atrasados por HPC– Contratas

Mercados atrasados por HPC– Contratas
Mercados atrasados por HPC– Contratas

El consorcio HPC- Contratas-P&V, S.A., que está en el ojo de la tormenta por dejar obras estatales inconclusas y participar en el supuesto desvío de fondos públicos, aún no establece una fecha para reanudar la construcción de los mercados de Abastos y Público de La Chorrera, en Panamá Oeste.

Tras dos años de abandonar las obras argumentando falta de recursos financieros, el actual gobierno, a través de la empresa estatal Mercados Nacionales de la Cadena de Frío, le aprobó una adenda para extenderle el tiempo y que culmine los trabajos en diciembre de 2017.

La nueva extensión se suma a un proyecto con, al menos, tres años de retraso, si se tiene en cuenta que la orden de proceder la recibió en 2012 y el trabajo se debía concluir en 13 meses.

Pero ahora, la empresa no da señales de iniciar la construcción de los mercados de La Chorrera, que forman parte de la Cadena de Frío, un proyecto del gobierno anterior, al cual el Estado ha asignado $309.50 millones desde julio de 2009.

Desde 2014, la compañía paralizó los trabajos, aduciendo que los atrasos en el pago por los avances le impedían continuar. Cuando finalmente el Estado desembolsó el dinero adeudado, HPC-Contratas-P&V utilizó los fondos para cancelar una deuda en la Caja de Ahorros, que nada tenía que ver con los mercados de la Cadena de Frío de La Chorrera.

Hasta el momento, el Estado le ha desembolsado $9.9 millones a HPC-Contratas-P&V por el contrato de construcción y equipamiento de los mercados de La Chorrera. El costo de ambos mercados es de $26.2 millones y reportan un avance de 38%.

 

PRESIÓN

La venta de productos agrícolas en Panamá Oeste es un caos. Todo se tranza en la calle. Los comerciantes y productores han improvisado la instalación de toldas para aligerar la presión adicional que imponen los aguaceros y los agotadores días de sol. Las paupérrimas instalaciones están justo frente a lo que se suponía sería una imponente obra: los mercados de abastos y público de La Chorrera.

“En abril de 2014 nos dijeron que nuestra salida del mercado sería por un año, mientras se construían las nuevas instalaciones. Falta poco para que se termine 2016 y no se sabe nada”, manifestó Ruth Pérez, vendedora de hortalizas, granos y frutas.

El consorcio HPC Contratas P&V, integrado por las firmas Hispano Panameña de Construcciones, S.A. (HPC), Contratas Iglesias, Constructora P&V y Soluciones Arquitectónica Ingeniería y Construcciones (Sicsa) es el encargado de los trabajos. Pero las barras de acero y losas sin concluir es lo que ha dejado desde 2014, en lo que debía ser un cuartel de arduo trabajo.

La empresa paralizó la obra aduciendo que enfrentaba problemas de liquidez ante la falta de pagos oportuno por parte del Estado.Cuando se le cancelan los trabajos adeudados, y después solicitan una extensión de tiempo para finalizar los dos mercados, quedan en evidencia los mecanismos operativos y financieros que utiliza la empresa para seguir operando. El 15 de abril de 2016, HPC Contratas P&V solicitó una prórroga del plazo de entrega del proyecto hasta diciembre de 2017.

A través de una carta fechada el 6 de junio del presente año, enviada a la Cadena de Frío, el consorcio encargado de la construcción y equipamiento de los recintos agrícolas de La Chorrera justifica la solicitud de la prórroga.

Según el consorcio, los pagos que se debían hacer por los avances de obras entregados en 2013 y 2014 le fueron cancelados en abril y mayo de 2015, lo que le impidió culminar el proyecto adjudicado en 2012.

Y que además, “estos fondos una vez cobrados fueron destinados para cancelar compromisos de nuestra empresa ante la Caja de Ahorros. (...) Este compromiso no guardaba relación directa con el proyecto; sin embargo, estas cuentas fueron utilizadas para la cancelación de créditos ante la Caja de Ahorros...”.

En la misiva, HPC Contratas P&V no especifica cuál es el contrato que cancela ante el banco estatal.

Dadas las actuales investigaciones que se adelantan por el sistema judicial, se conoce de la relación que tenía el consorcio con la Caja de Ahorros. A HPC Contratas P&V le fue aprobada una línea de crédito de $20 millones para la construcción del centro de convenciones en Amador, y otro crédito de $10 millones para el mismo fin. Por este caso, el grupo constructor mantiene una investigación por el supuesto desvío de fondos públicos que provienen del banco estatal.

En la correspondencia entre el consorcio y la Cadena de Frío ­ la contraparte estatal a cargo de la administración de los futuros mercados­ queda claro que la empresa justificó su atraso en la falta de dinero para continuar. Pero ahora que ya recibió los fondos, estos fueron utilizados para otros fines. Para dar fe de que esto no será nuevamente un problema, alegan que tienen “una cuenta corriente arriba de seis cifras altas”, la cual facilita los trámites crediticios para el financiamiento de la obra.

Esto sin contar que dadas las investigaciones que adelanta el Ministerio Público, el perfil de riesgo de esta empresa ante los bancos es mucho mayor que hace un año.

HPC Contratas P&V solicitó al Estado “el pago oportuno contra presentación de avances de la obra, que apoyen con el flujo de caja requeridos para la buena ejecución y terminación de la misma”.

Dado el favorable contrato firmado en la administración de Ricardo Martinelli, la Contraloría General de la República refrendó el pasado 27 de septiembre la adenda de tiempo concedida al consorcio HPC Contratas P&V.

Mediante dos cartas fechadas el 12 y el 20 de octubre de 2016, la empresa Mercados Nacionales de la Cadena de Frío a través de su gerente general, Roque Maldonado, requiere a Jairzon Hurtado Cáceres, representante legal del consorcio, para que informe la fecha de reactivación de las obras.

“Nosotros hemos estado insistiendo a la empresa que reactive la construcción y aún no recibimos respuesta”, manifestó Maldonado, no sin antes recordar que el consorcio “siempre dice sí, sí, pero al momento de entregar la documentación se dan atrasos y atrasos”.

José Benjamín De Dianous, presidente de la junta directiva y representante legal de Mercados Nacionales de la Cadena de Frío, anticipa que si la empresa incumple con los nuevos plazos, se ejecutarían las fianzas de anticipo y cumplimiento.

“Decidimos darle el voto de confianza al consorcio para no atrasar más el proyecto, pero al momento que no cumplan con el cronograma de trabajo se les aplicará la fianza”, dijo De Dianous.

La fianza de cumplimiento se cifra en $26.2 millones y la de anticipo por $2.6 millones; ambas están vigentes, al igual que el contrato.

En caso de que el contratista incumpla con anunciar la fecha de reactivación de las obras, “lo que procede es armarle un expediente al contratista y se podrá resolver el contrato”, explicó Maricarmen Silvera, gerente administrativa de Mercados Nacionales de la Cadena de Frío.

Hasta el momento el Estado ha desembolsado $9.9 millones a favor de la empresa HPC Contratas P&V por el contrato de construcción y equipamiento de los dos mercados de La Chorrera.

El costo de ambos proyectos asciende a $26.2 millones. Con la entrega de la orden de proceder en 2012 se le anticiparon $2.6 millones. En trabajos avanzados se pagó $5.2 millones por los trabajos del mercado de abastos y $2.1 millones por el mercado público de La Chorrera.

Se trató de conseguir una versión del consorcio HPC Contratas P&V, pero no fue posible. Desde su recepción se informó que en la oficina no se encontraba nadie que pudiese hablar del tema.

Mercados atrasados por HPC– Contratas
Mercados atrasados por HPC– Contratas
Mercados atrasados por HPC– Contratas
Mercados atrasados por HPC– Contratas
Mercados atrasados por HPC– Contratas
Mercados atrasados por HPC– Contratas

Edición Impresa