Crece la brecha en la recaudación de ingresos en el tercer trimestre

Crece la brecha en la recaudación de ingresos en el tercer trimestre
El Gobierno aprobó una moratoria fiscal para elevar la recaudación de ingresos.

Los ingresos corrientes acumulados hasta el 30 de septiembre sumaron $4,969 millones, cifra que representa una caída de $245.7 millones o 4.7% si se compara con el mismo periodo del año anterior, según la Dirección General de Ingresos (DGI). La diferencia es aún mayor si se toma como referencia el monto que se había previsto ingresar a la fecha. En el presupuesto se había marcado una estimación de $6,359 millones al cierre de septiembre, pero la recaudación fue $1,389.4 millones o 21.8% inferior.

En el último trimestre, la brecha entre lo ingresado y lo presupuestado ha ido aumentando, como también lo ha hecho diferencia entre lo recaudado este año y el anterior. Al 30 de junio, los ingresos estaban $167 millones por debajo del año anterior y $960 millones alejados del presupuesto. Por lo tanto, en los tres primeros meses de la administración de Laurentino Cortizo se ha profundizado la tendencia que venía marcándose en la primera mitad del año y que refleja debilidad en la recaudación de ingresos.

Los ingresos tributarios, el principal componente de la recaudación, totalizaron $3,952 millones, lo que refleja una caída de $96.7 millones respecto al periodo enero-septiembre de 2018. El impuesto sobre la renta en su conjunto generó $1,833 millones, 1.9% menos que el año anterior. La caída se explica por una menor recaudación en el impuesto sobre la renta que pagan las empresas ($631 millones, 8.7% menos), que no fue compensada por el mejor comportamiento del impuesto sobre la renta a las personas naturales ($851 millones, 10.2% más).

También cayó la recaudación del impuesto de inmuebles, que desde comienzos de 2019 aplica unas tarifas más bajas. En concreto, se generaron $94.7 millones, 18.7% menos que durante el mismo periodo del año anterior. La menor recaudación del impuesto de inmueble se verá reflejada en la asignación el próximo año a los municipios, ya que esta es la fuente de recursos para financiar la descentralización de las administraciones públicas.

Crece la brecha en la recaudación de ingresos en el tercer trimestre
Ingresos acumulados a septiembre de 2019.

El impuesto sobre la transferencia de bienes muebles y servicios (Itbms) llegó a $699 millones, también un nivel inferior a los $715.7 millones generados un año antes. Esta caída puede ser un reflejo de la menor actividad en el sector de consumo.

Por su parte, los ingresos no tributarios generaron $953 millones, un 9% menos que el año anterior. La caída está vinculada a menores utilidades de entidades gubernamentales y empresas de capital mixto, mientras que los aportes del Canal en concepto de anualidad, peajes y servicios registraron un crecimiento de 5.9% para totalizar $393 millones.

La caída de los ingresos y el aumento de los gastos son la razón del crecimiento del déficit fiscal. Dada la ajustada situación de las finanzas públicas que se vive este año, la Asamblea Nacional aprobó una ley propuesta por el Ejecutivo para elevar del 2% al 3.5% el límite de déficit fiscal al que puede llegar el sector público no financiero este año.

Además, con el objetivo de elevar la recaudación, se aprobó un periodo de moratoria para todos los tributos administrados por la DGI que estará vigente hasta febrero de 2020.




Edición Impresa