INFORME

Impacto de la pandemia en el Canal se reflejó en mayo: Ricaurte Vásquez

Impacto de la pandemia en el Canal se reflejó en mayo: Ricaurte Vásquez
Administrador del Canal, Ricaurte Vásquez. Alexander Arosemena

Como lo había previsto la administración del Canal de Panamá, en el mes de mayo se vio reflejado el impacto de la pandemia en las operaciones de la vía acuática, con una disminución en el número de tránsitos como parte de los efectos que se venían percibiendo en el comercio marítimo mundial.

Mayo cerró con un total de 937 tránsitos, una reducción de 21% con respecto a lo proyectado al principio del año fiscal en octubre de 2019.

En abril hubo mil 22 tránsitos. En cuanto a las cancelaciones, en abril se reportaron 163, mientras que en mayo se registraron 97, con un total de 260 cancelaciones en los dos meses.

“Durante la primera mitad del mes (mayo), los tiempos de espera comenzaron a disminuir y evidenciamos una menor cantidad de tránsitos”, informó el administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez.

Impacto de la pandemia en el Canal se reflejó en mayo: Ricaurte Vásquez
Tabla.

En marzo, la Covid-19 fue decretada una pandemia, estableciendo cuarentena a nivel mundial. Esto tuvo un impacto en el comercio y, en consecuencia, en las operaciones propias del Canal de Panamá en los meses siguientes.

En medio de esta crisis el Canal enfrentó los efectos de la sequía que le obligaron a tomar medidas de ahorro de agua en sus operaciones, además del cobro de una tasa por el uso de agua dulce para administrar el recurso hídrico y sostener la operación del Canal durante la estación seca.

“Si bien determinar la duración de la pandemia no es posible, ésta ha demostrado ser un fenómeno de mucha intensidad y permanencia, como lo manifiestan nuestras últimas cifras de tránsitos”, recalca Vásquez.

El volumen de carga de los puertos de la costa este y del Golfo de México se redujo en un 11.6% en el mes de marzo, con respecto a febrero. Según las proyecciones, el número de portacontenedores entre Asia y Estados Unidos, una de las principales rutas del Canal, bajará un 20% entre mayo, junio y los meses siguientes como consecuencia de la Covid-19.

″El sector de los portacontenedores es el más importante para la vía interoceánica, y hasta ahora se encuentra estable, debido a que se trabaja con contratos de mayor duración y existe carga que debe llegar a su destino a tiempo", explica en su análisis el administrador.

El segmento de pasajeros, si bien no es el más significativo para el Canal de Panamá, fue el que más se vio afectado con 45 cruceros menos en comparación con el año anterior.

En el caso de los buques portavehículos, el impacto también fue alto, debido a que las fábricas de automóviles en los Estados Unidos se encuentran paralizadas y por el incremento del desempleo, la demanda de automóviles es menor. Los graneleros se han mantenido trabajando a grandes volúmenes debido a la necesidad de materia prima, como granos y cereales para la producción de alimentos.

De acuerdo con el Canal, la pandemia ha acelerado el ajuste de las cadenas de suministro globales que se habían anticipado previo al coronavirus, y que favorece la localización sobre la globalización.

El segmento de gas natural licuado (GNL) también se vio afectado por los golpes a la economía a nivel global, y la baja en el consumo de energía donde se utiliza este combustible para generación.

Vásquez subraya que el negocio del Canal no está exento del impacto que la pandemia ha tenido a lo largo de toda la industria marítima “por lo que tendremos que reinventarnos bajo los mismos servicios que ofrecemos”.

“Si consideramos que pasaron cuatro meses hasta notar el impacto de la pandemia en el Canal, estimamos que la recuperación va a ser lenta. Sabemos que experimentaremos una mayor cantidad de cancelaciones de tránsitos y, por lo tanto, seguiremos trabajando con los propietarios de carga para anticiparnos a sus necesidades y asegurar que nuestra operación siga siendo eficiente y competitiva”, precisó Vásquez.

A nivel del recurso humano, el Canal redujo la cantidad de personas que laboraban en campo a solo aquellos necesarios para mantener las operaciones de tránsito, mientras el resto comenzó a trabajar desde sus casas, otros tomaron vacaciones, se cambiaron los turnos de trabajo y se establecieron rotaciones de mayor duración.

“Hemos asegurado más de 10,000 pruebas de Covid-19 que les estamos aplicando a todos nuestros colaboradores. Su bienestar es nuestra mayor prioridad, por lo que seguimos todos los lineamientos del Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, indicó Vásquez.

Edición Impresa