Moody’s prevé contracción del PIB de 10% este año

Moody’s prevé contracción del PIB de 10% este año
Moody´s estima que el país seguirá fortaleciendo su posición como hub logístico. Gabriel Rodríguez

La agencia de calificación de riesgo Moody’s Investors Service actualizó la opinión de crédito de Panamá y llevó a una caída de 10% su estimación sobre el desempeño de la economía panameña este año, como consecuencia de la crisis causada por el nuevo coronvirus.

La calificación se mantiene en Baa1, con perspectiva estable. De las tres grandes calificadoras, Moody’s es la única que mantiene en estable la perspectiva de la calificación, ya que tanto S&P Global Ratings como Fitch Ratings la cambiaron de estable a negativa este año, lo que se podría traducir en una rebaja de calificación a medio plazo.

Para el próximo año, se mantiene la proyección de un crecimiento de 4.5%. Para Moody’s, la perspectiva estable de la calificación refleja la expectativa de un crecimiento más fuerte que países con similar calificación, con el Canal de Panamá, el rol de Panamá como hub logístico y el sector minero como algunos de los factores que generarían ese crecimiento.

Panamá retornaría el próximo año a una senda de crecimiento tras un 2020 de contracción, la primera desde la crisis de 1988. La estimación de Moody’s para 2020 es igual a la efectuada hace una semanas por Bank of America y algo más pesimista que el 9% de contracción que espera el Gobierno. Economistas locales como Manuel Ferreira, director del Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura, también previó anteriormente que la contracción del producto interno bruto (PIB) estaría entre un 7% y un 10%.

Moody’s da cuenta de las fuertes caídas en el índice mensual de actividad económica de abril y mayo,  34.7% y 40.9%, respectivamente. Y, debido a que las medidas de confinamiento continuaron, se espera un resultado similar para el mes de junio, provocando una contracción de la economía de 30% en el segundo trimestre del año.

La menor actividad económica tiene sus efectos en la generación de ingresos del Gobierno. El propio Ministerio de Economía y Finanzas calcula que al cierre del año la caída de ingresos respecto de lo presupuestado será superior a los $3,000 millones. Moody’s recoge este dato y estima que el déficit fiscal del sector público no financiero será de 7%, aunque si la inversión pública se eleva en la segunda mitad del año podría estar más cerca del 9%. De igual forma, la relación entre el PIB y la deuda pasaría de un 46.4% al cierre de 2019 a un 59% cuando termine este año. También aumentará el ratio entre el pago de intereses y los ingresos corrientes de 10.3% de 2019 a 15.4% en 2020, otro de los indicadores que siguen las calificadoras para medir la capacidad de pago de la deuda.

Dado este deterioro en las métricas fiscales, se erosiona una de las fortalezas relativas de Panamá en comparación con países con similar calificación, según Moody’s. Como también han señalado otras agencias, la estabilización de los niveles de deuda a mediano plazo a través de la consolidación fiscal será importante para apoyar el perfil crediticio del país.

Edición Impresa