MUSEO 'FLOTANTE'

La grúa Titán, de Hitler, extiende su vida en el Canal de Panamá

La veterana grúa marina Titán aún arranca suspiros entre quienes la ven navegar por las aguas del Canal de Panamá, aunque ya se piensa en encontrar un reemplazo para la gran máquina que prestó servicios en la Segunda Guerra Mundial. 

Otras naves históricas en las aguas del Canal

Temas:

Por su pasado, la Titán ha sido el blanco de documentales de ‘History Channel’ y ‘National Geographic’.   Por su pasado, la Titán ha sido el blanco de documentales de ‘History Channel’ y ‘National Geographic’.
Por su pasado, la Titán ha sido el blanco de documentales de ‘History Channel’ y ‘National Geographic’. LA PRENSA/Humberto Rueda

Fue construida durante el régimen nazi en 1941, al calor de la Segunda Guerra Mundial, para dar asistencia a la flota marina del Tercer Reich en la zona de combate. Debía ser grande y potente como ninguna. Tenía que ser la síntesis magnificada de la ingeniería y tecnología alemana de entonces. Y lo consiguieron.

Algo más de siete décadas han pasado y la grúa flotante Titán, de 5 mil toneladas de puro metal y 112 metros de altura, aún arranca suspiros entre quienes se detienen absortos y contemplan su dimensión en las aguas del Canal de Panamá, su inesperado destino tras la caída del Eje Alemania-Japón-Italia y algunos giros del devenir.

En la 'jaula' del Canal

Es tan grande, que no puede pasar por debajo del puente de las Américas y apenas logra hacerlo por el puente Centenario, quedando un mínimo de 10 pies libre entre el metal de la máquina y el concreto con el viaducto, detalla su capitán, Braulio Girón, jefe de la Unidad de Operación de Grúas de la Autoridad del Canal de Panamá ( ACP).

Una de las esvásticas nazis que aún permanecen en la grúa. Expandir Imagen
Una de las esvásticas nazis que aún permanecen en la grúa. LA PRENSA/Humberto Rueda

Tampoco podrá pasar por debajo del nuevo puente que levantan sobre el Canal en la costa atlántica y la Titán quedará “atrapada” y con un futuro incierto luego de 2025, año que la ACP ha marcado como límite para reemplazar a la veterana grúa, apunta, sin pausa, Girón.

Las dos historias

Pero antes de entrar en lo que espera a la Titán, Girón evoca el pasado de la nave o sus dos historias, la primera como herramienta de guerra nazi y la segunda a partir de su llegada al Canal de Panamá en 1996.

No se tienen tantos detalles de su servicio militar, pero se cree que los alemanes construyeron otras tres grúas similares para dar respaldo a sus submarinos. Todas se convirtieron en parte del botín de los Aliados tras la victoria, narra Girón.

La Titán quedó en manos de Estados Unidos y fue trasladada al astillero naval de Long Beach, California, donde permaneció activa hasta que a mediados de la década de 1990 la Comisión del Canal de Panamá decidió relevar la grúa de grandes levantamientos en la vía marina con la veterana Hércules, cuenta Benny Cortés, jefe de máquinas de las grúas flotantes, responsable del estudio y funcionamiento de los curtidos motores de la grúa alemana.

Como no podía pasar por el puente de las Américas, la máquina llegó semiensamblada y tomó unos años dejarla en condiciones óptimas para el trabajo. Así, en septiembre de 1999, la poderosa grúa empezó su nueva misión en aguas panameñas a cargo de los levantamientos más pesados, necesarios para hacer reparaciones o mantenimiento de las naves o compuerta del Canal, acota Girón.

Hay otras versiones que aseguran que la Titán fue hundida durante la guerra y que fue reconstruida, pero no se tiene la certeza. Sí conserva al menos varias marcas de disparos de armas de alto calibre, cicatrices de la batalla que evidencian los intentos de la flota Aliada por llevarla al fondo del mar, comenta Cortés.

 

Museo flotante

La Titán aún conserva la mayor parte de estructura tal cual se ideó en 1941. Sus viejas máquinas mantienen instrucciones y tableros en idioma alemán y quedan en sus pasillos algunas añejas placas de la empresa Siemens, encargada de su construcción, y algunas esvásticas nazi, como las marcadas en sus cinco anclas.

Incluso, conserva espíritus de su primera tripulación, según cuentan algunos de los 24 tripulantes de la grúa, quienes recuerdan con humor cómo se han asustado con los ruidos y sombras del “alemán” que se pasea por las cabinas.

Todo ese pasado histórico se puede aprovechar, como lo han hecho en otros lugares, como el río Misisipi, donde flotan vetustos barcos convertidos en casinos, argumenta Girón.

“Hay personas que han venido aquí, incluyendo técnicos de la Siemens, y nos dicen: ‘¡Wao! Me la llevo así como está y la convierto en un museo flotante de historia”, comparte Cortés.

Pero no es tan sencillo hacerse cargo de una máquina tan grande y antigua, la más veterana que funciona en el Canal de Panamá.

Cada dos o tres años requiere de una serie de trabajos de mantenimiento que puede rondar entre 1.5 millón y 2 millones de dólares, acota Girón.

Y pese a que 74 años después funciona al 100% de su capacidad (desplaza 5 mil toneladas métricas y puede cargar 350 toneladas métricas), ya es hora de pensar en el relevo de la Titán, que tendrá un costo de entre 50 millones y 80 millones de dólares, calcula Girón

Por ello la ACP está licitando la ejecución de un estudio y determinar los trabajos necesarios para que la Titán extienda sus funciones hasta 2025, año en el que le darán de baja.

¿El destino de la histórica grúa tras su jubilación? El capitán es sincero en su respuesta: “Esta es una nave muy vieja y no es sencillo venderla o mantenerla. Un ejemplo reciente es la grúa antecesora de la Titán, la Hércules, que fue relevada en 2003 y lleva más de una década anclada en Colón, sin muchos pretendientes interesados en comprarla o darle algún uso. Veremos qué pasará con la Titán”.

Otras naves históricas en las aguas del Canal

La Titán no es la única máquina flotante con un pasado histórico que navega el Canal de Panamá. De hecho, la grúa Hércules, que fue desplazada por la Titán, era hasta ese momento la nave más antigua en funciones en la ruta marina, con una trayectoria que data de 1913, antes de la apertura del Canal. Fue jubilada en 2003 y permanece anclada en Colón, apunta Braulio Girón, jefe de la Unidad de Operación de Grúas de la ACP.
También está la draga Mindi, construida en la década de 1940 y que ha tenido especial acción durante los trabajos de la ampliación del Canal, añade Girón.
Y aunque no forma parte de la estructura de la ACP, el yate Isla Morada también resalta por sus antecedentes históricos, al haber pertenecido al gánster Al Capone. El barco le fue decomisado a Capone por el Gobierno estadounidense y brindó servicio militar durante la Segunda Guerra Mundial, hasta que cambió de dueño en la década de 1960 y desde entonces transita las aguas del Canal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

LEGADO Muere Malcolm Young, cofundador de AC/DC

El guitarrista escocés Malcolm Young.
Tomado de acdc.com/Phillip Morris

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

PREMIO Herrerano recibe máxima distinción por parte de restaurante de comida rápida

Bajo su gerencia laboran unos 60 colaboradores. Bajo su gerencia laboran unos 60 colaboradores.
Bajo su gerencia laboran unos 60 colaboradores. Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Alexander Henríquez fue distinguido recientemente con el premio Ray Kroc Award 2017, el más alto y prestigioso reconocimiento ...

EMERGENCIAS Citan a ministro de Salud por falta de ambulancias en Macaracas

Faltan ambulancias en Macaracas. Faltan ambulancias en Macaracas.
Faltan ambulancias en Macaracas. Especial para La Prensa/Alcibíades Cortez

El Consejo Municipal de Macaracas, Los Santos, aprobó por unanimidad citar al ministro de Salud, Miguel Mayo, debido a la ...

POLÉMICA Turquía veta todos los actos LGBTI en Ankara por seguridad

El veto entró en vigor el sábado y se mantendrá durante un tiempo 'indefinido'. El veto entró en vigor el sábado y se mantendrá durante un tiempo 'indefinido'.
El veto entró en vigor el sábado y se mantendrá durante un tiempo 'indefinido'. AP

Las autoridades turcas han prohibido todos los actos de los grupos en defensa de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, ...