documental

'A la deriva', el lado humano de una tragedia

 ‘A la deriva’ es el primer largometraje del director panameño Miguel I. González, y se proyectará este  10 y 13 de abril en el IFF Panamá.

El documental comparte el día a día de Briseida de Trejos, Iris Barrera y Milagros Rey, tras haber ingerido en 2006 fármacos alterados por el dietilenglicol.

Temas:

Rodaje del documental en Las Tablas, Los Santos. Rodaje del documental en Las Tablas, Los Santos.
Rodaje del documental en Las Tablas, Los Santos. Cortesía

Cuando el director y productor cinematográfico Miguel I. González estaba investigando la cadena de sucesos por el envenenamiento masivo por dietilenglicol en la Caja de Seguro Social en 2006, con el objetivo de armar un documental, se encontró de frente con un elemento más poderoso: el giro que habían dado las vidas de los afectados que sobrevivieron a la tragedia.

Cuenta González que mientras preguntaba aquí y allá por el caso, tenía en mente usar dentro de la película unos dos o tres testimonios. Conocía a varias afectadas, las contactó y sus relatos pasaron por encima de lo que había imaginado. “La realidad supera a la ficción”, apunta.

Entonces, González decidió reenfocar su documental desde la perspectiva de las víctimas, el lado humano del suceso. 

“No es que no me interese la parte judicial, pero pensé que los medios de comunicación ya habían abordado bastante esa parte y no tanto el lado humano y el devenir de los afectados”, sustenta el director.

Fue así como se establecieron las bases para A la deriva, un documental que se presenta hoy 10 de abril y este 13 de abril en Cinépolis de Multiplaza, en ocasión del Festival Internacional de Cine ( IFF Panamá) y que comparte el día a día de Briseida de Trejos, Iris Barrera y Milagros Rey, tras haber ingerido en 2006 fármacos alterados por el dietilenglicol.

Son solo mujeres las protagonistas del documental porque, explica González, en su investigación se encontró con una particularidad: la gran mayoría de los casos que fue conociendo era de mujeres.

Dice que intentó sustentar su teoría con estadísticas oficiales, pero no pudo tener acceso a ellas.

Además, los relatos de Briseida, Iris y Milagros permiten ver los diferentes alcances de la tragedia: una madre y esposa que sufre junto con su familia, una madre soltera que saca adelante a sus hijas, y otra que perdió a su pareja justo cuando empezó su calvario por el veneno.

¿Cuántas víctimas cobró el dietilenglicol? Nunca lo sabremos, estima el realizador. “Será lo mismo que pasó con la dictadura o la invasión... Sabemos que hay más muertos, sabemos que hay fosas comunes, pero todo quedó allí (...) Esto será igual, podrán meter a uno que otro preso, ‘casa por cárcel’, que es la clásica de ahora, pero no va a pasar más nada. Nunca hubo una investigación seria del hecho”.

Tampoco, prosigue, se ha medido las otras secuelas de este caso. “Imagina cuántos padres y madres que eran el sustento de su hogar murieron o quedaron afectados, esto ha repercutido en la educación, en las relaciones familiares... Hay un tremendo problema social de fondo”, destaca.

Y agrega: “Los pacientes del dietilenglicol se quejan de que los están dejando morir. Les han dado una pensión para sus medicinas y demás, pero ¿quién quiere plata por su salud?”.

La inquietud de hacer un trabajo como A la deriva quedó latente en González desde que vio el documental La espalda del mundo (2002) de Javier Corcuera, que retrata a tres personas, tres historias en distintas partes del mundo. “Hay un niño que trabaja para poder ir a la escuela, un inmigrante refugiado en otro país y un preso condenado a pena de muerte. Es un trabajo muy sencillo, pero muy hermoso, tres historias de diferentes problemáticas”, comparte el cineasta.

TRAYECTORIA

Miguel I. González empezó en el mundo audiovisual a los 17 años y poco después se fue a Cuba a estudiar producción en la escuela de cine de la ciudad de San Antonio de los Baños.

De la experiencia salieron sus primeros trabajos, los cortometrajes Memoria de la lluvia y Si seguimos vivos, ambos disponibles en YouTube.

Cuando volvió a Panamá en 2010 empezó a trabajar como productor del programa televisivo Hecho en Panamá y después de un año lo dejó para abrir su productora Contraplano Films en Chitré, Herrera.

“Mi hijo iba a nacer y queríamos que creciera en el interior, así que nos fuimos, y para trabajar tuve esa idea loca de abrir una productora fílmica en Chitré...”, bromea González.

Confiesa que le fue muy mal al principio, pero tras unos años pudo establecerse haciendo diferentes tipos de producciones audiovisuales, incluyendo A la deriva, su primer largometraje, y ya trabaja en otros proyectos como la película Soñar con la ciudad.

“Parece que hacer cine en Chitré funciona”, plantea.

Después  de la participación de A la deriva en el IFF Panamá, el plan, acota González, es llevar el documental a más festivales de cine y estrenarlo en las salas comerciales. Aún no hay fechas definidas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

SALUD PÚBLICA Los Santos: menor de edad es trasladado a la capital por virus hanta

Fachada del hospital Dr. Joaquín Pablo Franco Sayas. Fachada del hospital Dr. Joaquín Pablo Franco Sayas.
Fachada del hospital Dr. Joaquín Pablo Franco Sayas. Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Un menor de 10 años de edad, oriundo del corregimiento de Tablas Abajo, en el distrito de Las Tablas, fue trasladado el jueves ...

CIRCULACIÓN DE VAGONES Línea 2 del Metro logra construcción de la viga 'U' número mil

La empresa contratista prevé que se culmine con la fabricación de las vigas “U” en el primer trimestre de 2018. La empresa contratista prevé que se culmine con la fabricación de las vigas “U” en el primer trimestre de 2018.
La empresa contratista prevé que se culmine con la fabricación de las vigas “U” en el primer trimestre de 2018.

El personal que labora en la construcción de la línea 2 del Metro de Panamá logró la fabricación de la viga “U” número mil, en ...