PUBLICACIÓN EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El padre de Meghan Markle podría testificar contra su hija en un juicio

El padre de Meghan Markle podría testificar contra su hija en un juicio
Meghan Markle, esposa del príncipe Enrique. AFP

Thomas Markle, el padre de Meghan con la que mantiene una tensa relación, podría testificar en un juicio emprendido por la esposa del príncipe Enrique contra el diario Mail on Sunday por entrometerse en su vida privada, afirmó el miércoles la prensa británica.

El diario conservador The Daily Telegraph publicó, basándose en documentos transmitidos a la Alta Corte de Londres, que Thomas Markle está dispuesto a testificar contra su hija.

Los documentos “ponen al descubierto el deterioro de la relación” entre padre e hija en el momento de su boda con Enrique en 2018, afirma el rotativo.

Los duques de Sussex, que la semana pasada provocaron un terremoto en la monarquía británica al anunciar que renunciaban a sus funciones reales, demandaron hace unos meses a varios diarios británicos.

Uno de ellos es el Mail on Sunday, al que la exactriz estadounidense, de 38 años, reprocha haber publicado en febrero una carta dirigida a su padre.

El príncipe Enrique, sexto en la línea sucesoria, denunció en su momento esa publicación calificándola de "ilegal" y "con la intención de destruir". Y aseguró que el diario había "omitido párrafos, algunas frases e incluso palabras para encubrir las mentiras proferidas" contra su esposa.

El nieto de la reina Isabel II, de 35 años, aún dolido por la muerte de su madre, la princesa Diana, en un accidente de coche en 1997 cuando era perseguida por los paparazzi en París, dijo temer que “se repita la historia” de acoso con Meghan.

Tras el sorprendente anuncio de la pareja la semana pasada, Meghan regresó a Canadá, donde había pasado las navidades con Enrique y su hijo Archie y donde vivió cuando trabajaba en la serie de televisión Suits.

Allí fue vista el martes, un día después de que la reina Isabel convocase a su hijo Carlos -heredero al trono- y sus dos nietos −Enrique y Guillermo− a una reunión de crisis en la que la familia real acordó “un periodo de transición” para que los duques de Sussex se retiren de los focos como desean.



Edición Impresa