DERECHOS HUMANOS

Júbilo en Irán por ingreso de miles de mujeres al estadio

Júbilo en Irán por ingreso de miles de mujeres al estadio
Júbilo en Irán por ingreso de miles de mujeres al estadio

Miles de mujeres iraníes asistieron libremente a un partido de fútbol, después de que la FIFA amenazara con suspender a Irán por las controvertidas restricciones a los estadios.

Aficionadas entusiasmadas colocaron ayer la bandera nacional de color verde, blanco y rojo sobre sus hombros y su cabello mientras entraban por una pequeña sección del estadio Azadi de Teherán. Algunas se pusieron gorros por encima del velo y pintaron sus rostros con los colores de la bandera, para el partido de clasificación Irán–Camboya para el Mundial de Catar 2022.

Las sonrisas evidenciaban un día glorioso para las mujeres iraníes. Y un gran estruendo estallaba en la grada femenina con cada gol marcado por el equipo nacional. El partido se saldó con 14–0 a favor de Irán y terminó con las asistentes de pie aplaudiendo a los jugadores de la “Tim-é melli” (“equipo nacional”, en persa), que les devolvieron la ovación.

Durante casi 40 años —después de la revolución islámica de 1979—, Irán les prohibió a las mujeres la entrada a los estadios deportivos. Los clérigos argumentaron que ellas deben ser protegidas del ambiente masculino.

El mes pasado, la FIFA ordenó a Irán permitir el acceso de mujeres a los estadios sin restricciones y en cantidades determinadas por la demanda de localidades.

Esta decisión fue motivada tras la trágica muerte de Sahar Khodayari, quien se prendió fuego el mes pasado frente a un tribunal por miedo a ser encarcelada por intentar asistir a un partido.Conocida como “la chica de azul” por los colores de su equipo, el Esteghlal FC, había sido detenida en 2018 cuando intentó acudir a un estadio vestida de hombre.

Su muerte causó una gran conmoción. Muchas voces pidieron la suspensión de Irán y el boicot a partidos.

Edición Impresa