FINAL

Saúl Maldonado tiene el deseo de ganar la final

Saúl Maldonado tiene el deseo de ganar la final
Saúl Maldonado tiene el deseo de ganar la final

El técnico uruguayo naturalizado venezolano Saúl Maldonado fue traído con urgencia al Tauro FC para que lo sacara del último lugar de la clasificación general del torneo Apertura, en momentos en que todos señalaban a los Toros, aunque en la Liga Concacaf iban viento en popa.

Debutó en la octava fecha con una goleada ante el Sporting San Miguelito y como por un acto de magia los Toros de Pedregal fueron subiendo a la superficie y hoy son uno de los dos finalistas del torneo.

Cuando lo contactaron, Maldonado conocía de la participación de Panamá en el Mundial de Rusia, pero aun así buscó conocer más.

“Primero tomé la decisión de venir porque estudié al Tauro, sabía que esa situación la podíamos revertir, después porque Panamá clasificó al Mundial y que creo que es un fútbol que está en crecimiento. Por momentos reviví lo que es el fútbol venezolano hace 20 años, y con humildad y modestia lo digo, yo sé lo que hay que hacer cuando un fútbol está en crecimiento, y vinimos a aportar a este crecimiento”, dijo el entrenador.

¿Cómo hizo para cambiarle la cara?

“A mí me ha tocado dirigir equipos que han peleado por disputar campeonatos, me ha tocado pelear con equipos que han buscado entrar a la Sudamericana, y en algunas oportunidades también con equipos que pasaron por la misma situación del Tauro”, responde.

Explicó que “a mí la experiencia me ayudó mucho porque eso yo lo he vivido, sé cómo se siente el jugador, sé cómo se siente el grupo, sé qué es lo que hay que hacer, sé qué es lo que hay que decir, lo que hay que trabajar, porque ya lo viví. Esa experiencia fue fundamental para mí, porque el fútbol pasa por la mente, aunque se desarrolla con los pies. Cuando la parte sicológica está bien, el fútbol aparece, pero cuando la parte sicológica no está bien, el fútbol no aparece y eso fue lo que la pasó al Tauro. Cuando la parte grupal está fuerte y el grupo unido, se ve un grupo compacto, pero cuando no está unido, esa desunión se nota en la cancha”.

Hoy el destino lo trajo al fútbol panameño donde después de dirigir 14 partidos jugará su primera final contra su coterráneo venezolano Ángel Sánchez, que tras subir a primera división al Costa del Este lo lleva a una final en su primera participación en la LPF.

El lunes en conferencia de prensa, Maldonado tuvo elogios para Sánchez, pero el uruguayo señaló que no lo hizo porque Sánchez sea venezolano, sino por el hecho de haber alcanzado lo que ha conseguido en 20 partidos en primera división. “Es un reconomiento a su trabajo como en un momento lo tuve con Jorge Santos, del Plaza Amador y de Chicho Pérez, del Árabe Unido”.

“A mí me gusta reconocer el trabajo de los entrenadores, porque nosotros los técnicos somos duros para reconocer a los otros entrenadores, y yo me he apartado un poquito de ese librito”, apuntó.

Maldonado sabe del historial del Tauro en el fútbol panameño, y que viene de perder una final con el CAI en el torneo de medio año, pero nada lo incomoda.

“Nosotros los entrenadores, lo negativo lo tenemos que convertir en positivo. Se perdió la final con el CAI, ahora se llega a una segunda final y yo utilicé algo de ese partido con el CAI para motivar de cara a esta otra final”, responde.

“Lo del favoritismo lo expliqué, tú eres favorito en teoría, una vez que comienza el partido es el desarrollo del juego lo que va a marcar el resultado. Sí sé que el Tauro es un equipo que ha quedado campeón 13 veces, que ha estado en estas situaciones, pero eso no me genera una obligación. Yo quiero ganar la final porque deseo ganarla, no porque siento una obligación, o que Tauro está obligado a ganar. No lo veo como una obligación, que es distinto, lo veo como un deseo, que hasta a veces me quita un poquito el sueño, pero es ganar por deseo, no porque hayamos perdido la primera final”, concluyó.

Edición Impresa