POLIDEPORTIVO

Mijaín López se eterniza en los Juegos Panamericanos

Mijaín López se eterniza en los Juegos Panamericanos
Mijaín López se eterniza en los Juegos Panamericanos

Cuando se presente podrá decir: “Hola, soy Mijaín López, el gladiador más grande del continente”. El cubano conquistó en Lima-2019 su quinto oro consecutivo en lucha grecorromana, una hazaña jamás vista hasta hoy en la historia panamericana de los deportes de combate.

¡Gigante¡ Lo que hizo el cubano en el Coliseo Miguel Grau, en el Callao, fue descomunal. En menos de dos minutos doblegó la humanidad del venezolano Moisés Pérez por una superioridad técnica de 9-0 en la máxima categoría de la grecorromana, los 130 kg.

El juez levantó el brazo del nacido en Pinar del Río para apenas dejar constancia notarial de su gesta. El luchador, de 36 años, triple campeón olímpico (Pekín-2008, Londres- 2012 y Río-2016), se ceñía después su quinta corona continental al hilo.

“Ahora vamos a luchar por mi cuarta medalla olímpica en Tokio, estamos enfocados en ganar”, señaló Mijaín a la AFP.

En estos Juegos Panamericanos no tuvo rival. Se fue sin recibir un solo punto en contra.

Mijaín, la mole cubana de 1.96 metros, amplió la leyenda que había comenzado en los Juegos de Santo Domingo-2003. “Cuando estoy frente a cada oponente me enfoco solamente en ganar y hacerlo lo más antes posible, si se puede, porque si uno no obtiene una medalla en estos Juegos tiene que esperar cuatro años. Ese sacrificio no se puede ir en un segundo”, relató el gladiador.

En el día 13 de competencia, Cuba alcanzó quizá su oro más seguro pero no por eso impactante. El cubano Mijaín hizo añicos lo imaginable, entró a la historia y Cuba ascendió al quinto puesto del medallero.

Estados Unidos se muestra tan imbatible como el propio Mijaín en el primer puesto y marcha inexorable hacia una nueva conquista panamericana, la número 16 en 18 ediciones de los Juegos.

Aunque ningún oro iguala la hazaña del luchador cubano, la isla sonríe después de días aciagos. Yarisley Silva ganó el oro en el salto con pértiga y revalidó lo hecho en Guadalajara-2011 y Toronto-2015. De 32 años, la cubana se levantó sobre los 4.75 metros y registró su mejor marca de la temporada. Pero el atletismo también reservó una alegría inédita para Colombia en los 400 metros, mientras que Chile celebró el 1-2 en lanzamiento de martillo.

Edición Impresa