TORNEO INTERNACIONAL

Panamá se convertirá en el ‘hub’ mundial de bolos

Panamá se convertirá en el ‘hub’ mundial de bolos
Panamá se convertirá en el ‘hub’ mundial de bolos

Toda la elegancia milenaria del boliche, un deporte que empezó siendo una especie de pasatiempo por allá en la época del imperio egipcio, se desplegará durante el 5° Torneo Abierto Mundial de Bolos, que se celebrará en la capital del país del 9 al 17 de noviembre.

Así como se trata de una prueba deportiva llena de abolengo y de gestos amables, también estará colmada de valiosas gratificaciones. La bolsa de premios supera los 35 mil dólares.

Llegarán a Panamá unos 320 profesionales de boliche junto a sus acompañantes. Se estima la visita de al menos 700 personas. Cifras de la industria del turismo nacional redondean en 1,500 el número de habitaciones reservadas para hospedar a las delegaciones.

Las primeras representaciones aterrizarán en nuestro país a partir del próximo jueves 7 de noviembre. Fuentes afines a los bolos panameños hablan con emoción de un vuelo “histórico” completado solo por jugadores provenientes de San Juan, Puerto Rico. Este avión tan promocionado llegará al Aeropuerto Internacional de Tocumen el sábado 9 de noviembre a las 8 p.m. hora local de Panamá, con más de 98 competidores.

Esos casi 100 participantes se sumarán a los integrantes de las delegaciones de New York, Orlando, Curazao, Colombia, México, República Dominicana, Costa Rica, Venezuela y varios lugares más.

El torneo tiene entre sus atractivos a un gran representante del boliche global. Nacido en Santo Domingo y con más de 65 años de carrera deportiva y de triunfos, don Rolando Sebelén estará presente en Panamá.

Los beneficios

Cabe la posibilidad de que este torneo genere una bola de beneficios en la economía local. Será otra muestra del poder multiplicador de los réditos del deporte.

Habrá rondas turísticas para jugadores y acompañantes. “Para ellos será la experiencia de conocer nuestra cultura. Y para nosotros la oportunidad de impulsar enérgicamente el turismo de nuestro país y de incrementar el comercio”, comenta un vocero del comité organizador.

Tal como indica Rick Perea Rodríguez, otro oganizador, “este encuentro nos apasiona y está creciendo año tras año. El deporte [permite] unir diferentes culturas a través de una sana convivencia. Es por esto que, con el ánimo de promover un año más este importante evento entre muchas naciones, se dará a conocer lo mejor de nuestro país [con] nuestro turismo. Hemos organizado diversas actividades durante la semana completa del torneo” .

La agenda de actividades incorpora visitas al Casco Antiguo, museos y restaurantes de gastronomía típica panameña. Recorridos por diferentes lugares mediante el servicio de tour–operadores especializados en promocionar la cultura Emberá, con visitas guiadas hasta sus lugares de vivienda.

Durante el retorno a los hoteles, en la tarde, los visitantes harán paradas en otros destinos históricos. Podrán ver en vivo y en directo —como los jugadores despiertan la admiración de sus seguidores—, a artesanos realizando y ofreciendo sus productos a la venta.

Habrá tardes de compras en centros comerciales.

“Para el éxito de este evento se realizó una promoción internacional estratégica durante meses. Se hicieron desplazamientos a diferentes torneos internacionales. Se promocionó al país como un destino deportivo bajo el eslogan Panamá es tu destino, viva el Bowling”, detalla Perea Rodríguez.

Un poco de historia

En noviembre de 2015 se dio inicio al Torneo de Bolos Abierto Mundial de Panamá. Desde esa vez participan jugadores de Latinoamérica y el Caribe.

Los participantes compiten en las modalidades Handicap y Scratch, en equipos femeninos y masculinos durante ocho días.

Los organizadores tienen una expectativa derivada de este torneo: posicionar a Panamá como centro regional de encuentros deportivos, para incrementar los índices del turismo.

Edición Impresa