FúTBOL NACIONAL

Revolución a la vista...

Revolución a la vista...
Revolución a la vista...

El fútbol panameño pasa por un momento tensionante.

No se dan los resultados en el plano deportivo y las decisiones dirigenciales preocupan a los principales actores, que son los jugadores. Todo esto quedó en evidencia el lunes pasado en una imagen con exfutbolistas y jugadores activos de la selección nacional. Todos reunidos con miembros de la Asociación de Futbolistas Profesionales de Panamá (Afutpa). Los congregados resaltaron la frase: “Que se vengan los cambios necesarios, ya estamos preparando el camino”.

Una reunión, que según el presidente de Afutpa, Juan Ramón Solís, busca provocar cambios tanto en las formas de trabajo de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), como en la planificación de las ligas y la selección de Panamá.

Jugadores activos como Aníbal Godoy, Román Torres y Gabriel Gaby Torres, más otros mundialistas ya retirados como Blas Pérez, Gabriel Gavilán Gómez y Felipe Baloy, compartieron el mensaje en sus cuentas en las redes sociales.

Solís lamentó los claros indicios de conflictos de intereses sucedidos en el fútbol panameño, en una entrevista con este diario en la que recalcó la importancia de poder cambiar los estatutos que rigen la federación.

Consultado sobre el técnico de la selección de Panamá, Américo Rubén Gallego, y si existe un pedido formal por parte de los jugadores para solicitar su sustitución, aclaró que a los jugadores no les incumbe la parte deportiva.

En la presente entrevista, Solís, el líder del sindicato de jugadores, habló de estos asuntos y de las peticiones de cambios a corto y largo plazo.

Revolución a la vista...
Revolución a la vista...

¿Qué significa ‘preparando el camino’?

Para que puedan hacerse los cambios, estos no pueden ser solo de forma sino de fondo, y para eso hay que preparar el camino. De las muchas cosas que hablamos en cuanto a la planificación de la asociación y los objetivos que buscamos, está el aspecto de cómo podemos ir cambiando algunas cosas de manera profunda en la federación.

Queremos un cambio en el manejo dirigencial para evitar esos conflictos de intereses de terceros que muchas veces manipulan las cosas adentro y que le impiden al fútbol panameño tener un desarrollo.

¿Qué cambios pretenden a corto plazo?

Establecimos cambios en tres estructuras: las ligas nacionales, federación y selección nacional.

¿Cuáles son las preocupaciones en las ligas?

Necesitamos una comisión colectiva. No vemos luces en [la esfera] legislativa, en cuanto a una ley deportiva. Necesitamos que los jugadores de la LPF tengan su contrato de trabajo y seguridad social, que es un tema que solicitamos desde hace años.

Queremos cambios en la Liga de Ascenso y en el Fútbol Femenino: ellas se merecen ya su grado de importancia. Estas ligas necesitan de mucho apoyo, al menos un convenio de cooperación para que tengan un contrato estándar y un salario mínimo para que tengan una remuneración profesional.

¿Y en la estructura de la federación?

Buscamos la implementación de aquello que se incumple con la FIFA: la cámara de nacional de resolución de disputas. Le solicitamos a la federación —y eso puede ser a corto plazo en un plan estratégico para 2026—, nombrar un gerente deportivo autónomo con un rol importante y que pueda sentarse con el entrenador.

Otro punto clave es la reforma de los estatutos, pensando en la próximas elecciones. La asociación de jugadores debe tener voz y voto. En esos estatutos debe prohibirse la vinculación de políticos en cargos del comité ejecutivo y de la federación.

Pero está el caso del diputado Fernando Arce, el primer vicepresidente de la Fepafut.

Correcto. Tenemos un vicepresidente de la federación siendo diputado de la nación, y no podemos impulsar una ley deportiva para ayudar el fútbol. Eso es inexplicable. Si está en la federación y no quiere trabajar por el bienestar del fútbol, mejor dedíquese a otra cosa.

Y en conflicto de intereses...

Por eso necesitamos la revisión de la política de contrataciones de Fepafut para determinar si en los últimos dos períodos ha ocurrido conflicto de intereses o casos de corrupción en la elaboración de contratos. No es ningún secreto que la comercializadora de la federación es Prodena y sus dignatarios integran el Comité Ejecutivo. Hay un conflicto de interés evidente y de llevarse a FIFA, podría ser interferido.

¿Qué tanto preocupa esto de los conflictos de intereses?

El fútbol debe regirse bajo la voluntad de los actores principales, y no por intereses de terceros. Esto va de la mano, no solo con la contratación de activos, o si se beneficia a dirigentes provinciales, sino también con la comercialización de los derechos deportivos y si se le da prioridad a los canales locales por ser miembros del comité ejecutivo como dignatarios de Prodena. Las cosas no pueden seguir así.

Se abordó la supuesta disputa entre el capitán Román Torres y el presidente por una supuesta intromisión de un representante.

Esa información no solo sale a relucir por el tema de Román y el presidente. A mí me ha tocado ir a reuniones a la federación y ver representantes sentados en la mesa con miembros de la junta directiva de la federación arreglando partidos amistosos. Y ese representante maneja muchos jugadores de la selección nacional. Ese no es el manejo que queremos para la federación. Esas cosas hay que erradicarlas desde ahora y deben denunciarse para que cambien.

¿Hablan del representante Edgardo Carles?

Correcto.

¿Cuál fue la principal queja de los jugadores?

Hay descontento con el nuevo formato de clasificación al Mundial. Y todo debido a las decisiones de la federación con la información que no se comentó y que condiciona nuestra clasificación al Mundial. Toda esa presión se trasladó a los jugadores y ellos se sienten impotentes con lo que está pasando. El panorama se puso muy cuesta arriba y no vemos una planificación.

Llegó a hablarse de pedir la no continuidad del seleccionador Américo Gallego.

No. Los jugadores han decidido que eso se tocará en su momento con el presidente, pero no entramos en la parte deportiva.

Y los cambios en la selección ...

Ahí queremos que se respete lo que existe en el contrato. Estamos viendo una serie de irregularidades, por lo que ya le hemos solicitado una reunión a la federación para tocar ese tema y todos los otros que mencione.

En la reunión había jugadores activos de la selección. ¿Representa un riesgo para futuras convocatorias a la selección?

No debería representar ningún problema. Nosotros somos la asociación de futbolistas y ellos, agremiados nuestros. Nos podemos reunir sin inconveniente.

Llama la atención la ausencia de Jaime Penedo en la reunión, otro histórico que está ahora en la federación. ¿Hay distanciamiento?

Tenemos un plan estratégico, el cual habla desde el principio de los jugadores en puestos de gobernanza. Desde mediados de octubre hicimos las negociaciones con la federación para que integrara exfutbolistas. Al final queda Penedo, por la capacidad que tiene él. En esta reunión consideramos que Jaime no debía estar para protegerlo. Él forma parte del grupo y nunca ha sido descartado.

Para el torneo de 2020 de la LPF se aumentaría a 12 el número de equipos. ¿Cómo ven esa situación?

Es preocupante y se lo hemos hecho saber al presidente de la federación. Tenemos un alto índice de atrasos en los pagos en la segunda división por cuenta de la improvisación reiterada existente. No se le da la importancia a las ligas de ascenso y a la femenina. Se supone que van a subir dos de los equipos de ascenso. Hay que ver si están preparados.

¿Cuál es el siguiente paso?

Solicitamos una reunión con la federación y esperamos que sea la próxima semana. Queremos plantear nuestras peticiones. Vamos a hablar con los capitanes y los líderes de los clubes de la liga de Ascenso, la LPF y el fútbol femenino, para tener una retroalimentación de cómo fue el torneo en lo positivo y lo negativo, y poder preparar todo para el Apertura 2020.

Con estos anuncios cabe esperar una revolución en el fútbol panameño.

Estamos abiertos al diálogo. Queremos mejorar, y no pedimos nada de beneficios. Si vemos obstáculos en el apoyo de estas medidas, se pensará en otras medidas. Pero por ahora queremos cambios de fondo para mejorar.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL