SELECCIÓN

Trabajos fuertes, pero sin mala intención en el Rommel

Trabajos fuertes, pero sin mala intención en el Rommel
Trabajos fuertes, pero sin mala intención en el Rommel

A pocos días de una Copa del Mundo, al fantasma de las lesiones es a lo que más le temen los futbolistas que aspiran a estar en la máxima cita de este deporte.

Para el defensa panameño Luis Ovalle, “cuando uno se cuida mucho es cuando vienen las lesiones”.

En la práctica de ayer se hizo fútbol en campo completo, y de acuerdo con Ovalle, se entrenó de manera normal. “Este es un grupo sano, que no tiene mala intención”.

Señaló que “aquí todo el mundo sabe lo que se está jugando, una lista, pero nadie va con mala intención, todos nos cuidamos en ese aspecto, porque en las prácticas también hay lesiones. El grupo se ha manejado bien hasta el momento, hoy (ayer) hicimos fútbol, y cuando se va a un balón dividido, se para, porque de esto se trata, todo el mundo quiere estar en el Mundial, nadie le quiere quitar el sueño a nadie, ya depende del profe a quién lleve, pero en sí nosotros hemos sido compañeros en esa parte”.

Ovalle explicó que por el momento en los entrenamientos se ha hecho énfasis en la parte física, porque el entrenador considera que si están bien preparados podrán hacerle la pelea a los rivales de su grupo en el Mundial de Rusia.

Dijo que en estos 10 días de práctica no se ha trabajado con una línea de 5 atrás, porque para eso se necesita “entrenarla bien, porque es un sistema al que no estamos acostumbrados aquí, es un tema que se quiere implementar, pero acá estamos para trabajar y hacer lo que él nos pida”.

El jugador panameño, de 29 años y mundialista con la Sub-20 en Canadá 2007, comentó que se siente tranquilo, “siempre lo he sido, pero también estoy contento y orgulloso de poder tener la posibilidad, aunque todavía falta el listado final para el Mundial de Rusia. Pero lo estoy disfrutando, porque es algo que no se vive todos los días y que cuando estemos allá vamos recién a vivirlo, porque de momento no hemos asimilado todavía en lo que estamos”, apuntó.

Edición Impresa