SURAMéRICA

Waterman: la fiesta del gol en Uruguay

Waterman: la fiesta del gol en Uruguay
Waterman: la fiesta del gol en Uruguay

El fútbol siempre da revancha, exclama la popular frase futbolera.

Y para Cecilio Waterman no hay mejor frase que resuma su momento en el fútbol de Uruguay. En esta temporada registra 14 tantos en 25 partidos, con el Plaza Colonia. Es el hombre gol de uno de los equipos revelación del fútbol uruguayo.

Pese a esos números, muchos aficionados panameños no olvidan el pasaje del delantero con la selección nacional en las eliminatorias del Mundial de Brasil. Les cuesta borrar de la memoria el doloroso 0-0 entre Panamá y Jamaica el 6 de septiembre del 2013 en el estadio Rommel Fernández, con Waterman estrellando un tiro en el poste.

“Si esa pelota hubiese entrado, capaz y me tuvieras hablando de otra cosa”, sostiene Waterman.

“Esa vez no entró, pero puede entrar más adelante”, anticipa desde Uruguay el delantero de 28 años de edad, en una entrevista telefónica con La Prensa. Reconoce que él no es de “ver muchas redes sociales” y considera que las críticas, como en cualquier trabajo, son una constante.

“Para bien o para mal, siempre hay comentarios, y en el fútbol uno tiene que hacer oídos sordos y echar para adelante”. El hombre gol del Colonia vive el mejor momento de su carrera desde su llegada a Uruguay hace ocho años, cuando pasó del Sporting San Miguelito al Fénix. 

Rumores apuntan a un posible llamado de Waterman a la selección nacional por el técnico Américo “Tolo” Gallego para la fecha FIFA de noviembre. De darse esta convocatoria, sería su primera asistencia en cuatro años desde los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. Waterman aclara no haber recibido llamadas, y prefiere guardar las ilusiones.

Waterman: la fiesta del gol en Uruguay
Waterman: la fiesta del gol en Uruguay

¿Cómo valoras tu temporada?

Gracias a Dios se me dan las cosas acá en Uruguay con el Plaza Colonia. El objetivo era permanecer en la primera división y se está logrando. Sabemos que es un equipo chico, pero queremos clasificar a una copa sudamericana. Toca seguir así, y claro, vamos por más.

¿Es tu mejor temporada en Uruguay?

En goles,es uno de los mejores campeonatos míos.

¿Estamos ante una nueva faceta tuya como goleador en el Colonia? 

El grupo me ha respaldado muy bien. Juego de delantero 9 con otro compañero arriba, y eso es importante para mí. En los primeros partidos también venía jugando por fuera, pero el técnico me puso de 9 y me saca provecho.

Se habla de tus goles en Panamá...

Como cualquier futbolista responsable con su trabajo, yo sigo trabajando acá. Sé que mi nombre ha tomado fuerza por los goles, pero sigo tranquilo. Ya, si las cosas llegan, es por algo. Pero uno debe seguir intentando hacer las cosas bien. Llegarán en algún momento.

¿Sientes que todavía no se te perdona el momento con la selección en 2013?

Para bien o para mal, siempre hay comentarios y en el fútbol uno tiene que hacer oídos sordos y echar para adelante. Esas situaciones pasan en cualquier parte, y como en todo trabajo, a uno lo van a criticar. Uno debe seguir adelante. 

Se habla de un posible llamado en noviembre a la selección. ¿Cómo tomarías esa convocatoria?

No me han informado nada. Miro muy pocas redes sociales y en ese aspecto no me mareo ni me ilusiono. Después llega noviembre y no aparece mi nombre y queda todo en el aire. Solo queda esperar que las cosas se den.

¿Qué te pareció México–Panamá en el Azteca?

Panamá tiene buenos jugadores y el técnico citó a los que mejor estaban para esa noche. Es normal que en una convocatoria se hable de la falta de uno u otro jugador. Lástima que no se dio el resultado. Queda ganarle a México y Bolivia en noviembre, pero esto al final es un juego. Se puede ganar o perder. Siempre la actitud de los convocados va a estar al máximo.

¿Cómo es tu relación con Luis ‘Manotas’ Mejía, otro panameño con muchos años en Uruguay?

Con Mejía me tengo que sacar el sombrero. Pasé por muchas cosas acá en Uruguay. Hubo un momento que no tenía donde vivir, y él me dio casa. Y toda la vida voy a estar agradecido con él. No cualquiera se comporta como lo hizo él conmigo. Viví casi ocho meses en su casa y él pagó todo y eso lo valoro mucho. Lo aprecio mucho y ese gesto siempre va a quedar en mi corazón.

Por eso en este momento tengo que acordarme de él. Si no fuera por él, capaz este momento no hubiese pasado. Capaz me hubiese regresado a Panamá.

Mirando aquel Panamá-Jamaica en el Rommel, ¿sientes que en ese momento no estabas listo para un partido de eliminatorias?

Si esa pelota hubiese entrado, capaz y me tuvieras hablando de otra cosa. Esa vez no entró, pero puede entrar más adelante. Como ahora, capaz y al principio no le hacía un gol a nadie y ahora marco goles. No puede decirse que soy peor o mejor que antes. Simplemente ahora se me dan las cosas.

Repites mucho el mirar hacia adelante. ¿Puede decirse que estás más maduro y mejor preparado?

Ante la adversidad y por todo lo que me han criticado, toca seguir para adelante. Acá se juega un fútbol muy duro, no es fácil estar en Uruguay. Es una de las ligas más difíciles de Sudamérica. Pasan muchas cosas y solo toca seguir para adelante.

Leyendo los diarios, veo que te perdiste el partido ante Nacional por una discusión con tu técnico. ¿Te dolió perder ese juego ante uno grandede Uruguay?

Me dolió mucho. Me venía preparando bien para ese partido, pero no se dio. Tuve una discusión con el técnico, pero por suerte ya se arregló todo y pude volver con gol ante mi exequipo, el Fénix.

¿Cuál es tu objetivo con el Plaza Colonia?

El objetivo grupal era permanecer en primera y eso ya lo estamos logrando. Estamos a tres puntos de la zona de clasificación para la Copa Libertadores. Con Plaza Colonia se me acaba el contrato en diciembre, ojalá y se me abran muchas puertas, pero lo primero es terminar bien el año con Plaza Colonia.

Un mensaje para la afición panameña que ve que todos los fines de semana marcas goles en Uruguay.

La afición panameña capaz y tiene un mal concepto de uno. Si dicen si uno debe o no estar en la selección, al final son decisiones de cada cual. Solo los invito a creer en la selección de Panamá. Esté quien esté: hay que creer.

Edición Impresa