ANFITRIóN

No hay presión, admite el entrenador ruso Cherchesov

No hay presión, admite el entrenador ruso Cherchesov
No hay presión, admite el entrenador ruso Cherchesov

“Los jugadores de España son los mismos, pero han cambiado sus funciones”, declaró el seleccionador ruso, Stanislav Cherchesov, acerca de la salida de Julen Lopetegui y su sustitución por Fernando Hierro ayer, en la víspera de que ambas selecciones disputen los octavos del Mundial en Moscú.

“El equipo español perdió a su entrenador, no sé la razón... He leído mucho sobre esto, pero no sé a quién creer. Ha cambiado un poco la forma de jugar, lo descubrí a los 20 minutos del primer partido (3-3 ante Portugal). Los jugadores son los mismos, pero las funciones son diferentes”, señaló.

Justo antes de comenzar el Mundial, la federación española decidió despedir a Lopetegui después de que fichara por el Real Madrid y reemplazarlo por Hierro. Cherchesov, que compareció junto al delantero Denis Cheryshev, jugador del Villarreal y criado en España, recibió al inicio de la rueda de prensa una escultura como regalo. “Se llama Éxito”, le dijo el periodista que se la entregó. “Fenomenal, gracias”, respondió el técnico.

“Mañana (hoy) será un partido a vida o muerte, solo habrá un equipo que siga en cuartos. No hay presión, hay responsabilidad porque si pierdes estás fuera. Es como un examen”, señaló el antiguo portero.

Rusia completó ayer su última sesión de entrenamiento en Novogorsk, a diferencia de España, que lo hizo en el Luzhniki de Moscú, como medida para preservar el césped del estadio. “Solicitamos entrenar en Luzhniki, nos lo denegaron. Hemos entrenado tres veces aquí y hemos jugado (partido inaugural ante Arabia Saudí (5-0). España no ha tenido la oportunidad”, señaló. A Cherchesov le preguntaron por cómo ha evolucionado su equipo desde que empatara 3-3 ante España en un amistoso en noviembre. “Hemos cambiado, no porque quisiéramos, sino porque tuve que hacer cambios por las lesiones, perdí a jugadores que quería tener. Pero hemos superado los escollos”, dijo.

Edición Impresa