Aceleran privatización de Air France

Aceleran privatización de Air France
Siete sindicatos de Air France llamaron ayer a una huelga de 24 horas para el 3 de octubre en protesta por la privatización.

PARIS, Francia (EFE). —El Gobierno francés planea presentar este otoño un proyecto de ley para la privatización de Air France, mientras continúa el debate sobre el papel del Estado accionista a la luz de la crisis financiera de France Telecom.

Fuentes gubernamentales indicaron ayer que las modalidades no están aún decididas pero el plan es someter el proyecto de ley al Parlamento en otoño.

El Gobierno quiere mostrar así que sigue con sus planes de privatizaciones, pese a la crisis de France Telecom (de la que el Estado tiene el 55.4%) y a la polémica que ha suscitado sobre la responsabilidad del Estado como accionista, y los interrogantes sobre la salud financiera y estrategia de la eléctrica estatal EDF.

El Estado francés tiene el 54.4% de Air France. En julio pasado, el gobierno conservador de Jean-Pierre Raffarin anunció su intención de reducir esa participación y que la hipótesis de trabajo era dejarla en menos de un 20%.

Dijo entonces que el momento dependería de las condiciones del mercado, pero apostaba por finales de año o comienzos de 2003.

La situación de los mercados bursátiles es pésima. El principal índice de la Bolsa de París cayó ayer un 2.46%, por debajo del listón de los 3 mil puntos, y está en su nivel más bajo desde 1998.

Los títulos de Air France bajaron un 8.04% a 10.30 euros. El Gobierno, que aspira a conseguir un monto sustancial con la privatización, ha barajado un nivel de 14 a 18 euros para hacer la operación, según trascendió hace unas semanas.

El líder del Partido Socialista, Francois Hollande, advirtió ayer de que su formación se opondrá a la privatización de la aerolínea.

“Privatizar Air France en una coyuntura bursátil difícil y sin garantías sobre la mejor forma de vender los títulos al precio más alto, obedece a un doble motivo, ideológico por una parte, y financiero, por otra, que recusamos”, dijo el dirigente socialista.

Para Hollande, “el motivo ideológico es considerar que todo lo que es público debe volverse privado, cuando hay misiones de interés general, y el motivo financiero es que, frente a la magnitud de los déficit, (...) el Gobierno busca dinero fresco”.

Edición Impresa