PAÍS EN RECESIÓN

Argentina pone en marcha nueva política monetaria

Argentina pone en marcha nueva política monetaria
Argentina pone en marcha nueva política monetaria

Argentina estrenó ayer nueva política monetaria en medio de las preocupaciones de los inversores sobre si esta agravará la recesión del país antes de las elecciones presidenciales de 2019.

Los responsables de política están tratando de contener una crisis financiera y económica introduciendo cambios radicales como un acuerdo actualizado con el Fondo Monetario Internacional y la designación de Guido Sandleris a la presidencia del banco central. El problema es que las reformas podrían enfriar de tal manera la economía en recesión que hay dudas sobre cuánto tiempo se mantendrán dadas las elecciones del próximo año.

“Ya estamos en el infierno y tienen que encontrar la salida menos dolorosa”, dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs Group Inc. en Nueva York. “Pero es un ajuste monetario extremadamente enérgico. Esto no puede durar mucho tiempo”.

Ayer, el banco central comenzó su plan para reducir significativamente la cantidad de pesos en circulación para controlar la inflación. Su objetivo es no permitir que esa cantidad de efectivo, conocida como agregados monetarios, aumente hasta junio de 2019. Recientemente ha crecido un 2% al mes.

El banco central inició las subastas diarias de letras conocidas como Leliqs, las cuales ayudarán a determinar la tasa de interés de referencia. Sandleris quiere mantener la tasa en un mínimo de 60%, la más alta del mundo.

El banco también anunciará la cantidad de pesos que pretende absorber para eliminar el exceso de efectivo que a menudo tiende a debilitar la moneda. Todas las medidas están destinadas en última instancia a frenar el aumento de precios.

Incluso antes de la introducción de este nuevo plan, el gobierno se preparaba para una recesión este año y el próximo.

Edición Impresa