UNIóN EUROPEA

BCE no cambiará estímulos financieros

BCE no cambiará estímulos financieros
Mario Draghi, presidente del BCE.

El Banco Central Europeo (BCE) optó por no cambiar la configuración de su estímulo por ahora en tanto las autoridades comenzaron a delinear con cautela el futuro de su programa de flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés).

Las autoridades mantuvieron las adquisiciones de activos en 72 mil millones de dólares por mes hasta diciembre y reiteraron su compromiso a aumentarlas o prolongarlas si empeora la economía.

No modificaron las tasas de interés y repitieron que anticipan que los costos de tomar préstamos se mantengan a los niveles actuales hasta mucho después del fin de la compra neta de activos.

Durante meses, Mario Draghi, presidente del BCE, pospuso toda discusión oficial sobre el rumbo de la QE después de 2017 ante la preocupación por la inflación baja y la posible perturbación que provocaría en el mercado insinuar que se termina.

Eso cambió esta semana; se presentaron documentos a los miembros del Consejo de Gobierno donde se analizan escenarios como diversas combinaciones de volúmenes y extensiones para las adquisiciones de activos, según funcionarios de la eurozona al tanto del tema.

El desafío es asegurar que ese proceso, cuando comience, sea gradual. La próxima reunión sobre política económica está programada para el 26 de octubre. Octubre probablemente es el momento justo para que anuncien una disminución, porque así uno les avisa a los participantes del mercado con suficiente tiempo y se le da a la gente que lidia con el meollo del programa suficiente tiempo para prepararse para comenzar en enero, dijo Elga Bartsch, economista jefa de Morgan Stanley para Europa en Londres.

Edición Impresa