CADENA DE COMERCIALIZACIÓN

Baja oferta tras liberación

Baja oferta tras liberación
La oferta de huevos y jarrete era nula en algunos anaqueles y neveras de dos supermercados de la ciudad.

Tras un recorrido por tres supermercados de la ciudad realizado ayer por este diario, se pudo constatar que la oferta de huevos y jarrete era casi nula en algunos anaqueles y neveras.

Los huevos medianos, el jarrete, pecho con costilla, la chuleta de cerdo regular, la tuna en agua, lenteja, poroto y el macarrón fueron liberados de la lista de control de precios el pasado domingo.

“Mientras los productores y comercializadores se reacomodan, seguramente se verá el mismo nivel de escasez que se veía cuando estos productos estaban regulados”.


Giovanni Fletcher, representante de los consumidores.

En uno de los supermercados visitado en vía Porras, la ausencia de los empaques de huevos era visible. De dos estanterías dispuestas para este producto, una estaba completamente vacía, mientras que en la otra había solo una decena de paquetes de seis unidades. Según un empleado, la ausencia del producto en el supermercado se debía a que no había.

En otra cadena de comercialización ubicada en la avenida 12 de Octubre, había huevos en los anaqueles, pero el producto que faltaba en la nevera era el jarrete. La reposición del artículo se llevaría a cabo en horas de la tarde, según afirmó uno de los vendedores.

Presupuesto familiar

$5.40 es el precio promedio del kilo de jarrete en las cadenas de comercialización. El precio se mantiene, a pesar de la liberación del artículo de la lista de control de precios. $0.73 es el precio promedio de la libra de lentejas en los supermercados de la ciudad. $4.19 es el precio del kilo de chuleta de cerdo regular en la cadena de comercialización.



Ante la ausencia del jarrete en las cadenas de comercialización, la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) asegura que “este es un corte de carne económico, por lo que es normal que se acabe temprano y el hecho de que al ser liberado su precio, se haya agotado en algunos comercios”. “Parece ser una buena señal y no un desabastecimiento, porque se sigue comprando”, dijo un vocero de la institución.

Respecto a la comercialización de los huevos, afirmó que hay suficiente cantidad en el mercado.

Giovanni Fletcher, presidente del Instituto Panameño de Derecho de Consumidores y Usuarios, sostiene que al liberar los precios, la cadena agroalimentaria que controla y guía la producción de los productos liberados tendrá que reacomodarse para volver a producir al nivel masivo de hace cinco años, cuando no estaban regulados. “Mientras los productores y comercializadores se reacomodan, seguramente se verá el mismo nivel de escasez que se veía cuando estos productos estaban regulados”, añadió Fletcher.

Edición Impresa