AGRICULTURA

Bajas temperaturas beneficiaron a productores de trigo argentinos

Bajas temperaturas beneficiaron a productores de trigo argentinos
Bajas temperaturas beneficiaron a productores de trigo argentinos

Los agricultores de Argentina prácticamente finalizaron la siembra del trigo 2018/19, cuya cosecha alcanzaría un volumen récord gracias a las adecuadas condiciones de humedad y las temperaturas bajas que acompañaron al cultivo en los últimos meses.

El intenso invierno austral permitió a las plantas desarrollar más espigas, lo que se traducirá en rendimientos más elevados en momentos en que caen las expectativas para la producción global del cereal debido al clima adverso que afecta a Europa, Australia, Canadá y a la región del mar Negro.

La humedad está bastante buena y el cultivo se está desarrollando muy bien, dijo Gustavo López, titular de la consultora Agritrend, que agregó que los precios internacionales impulsaron la implantación del cereal, cuya cosecha sería de entre 19.5 millones y 20 millones de toneladas.

Los productores de Argentina aprovecharon las torrenciales lluvias que cayeron en mayo -y que causaron pérdidas a una cosecha de soja 2017/18 ya golpeada por una histórica sequía- para iniciar la siembra del trigo. “El trigo ya está todo sembrado y está muy lindo. Esperemos tener una buena primavera y un buen rinde”, dijo Julieta Lastra, una productora agrícola del oeste de la provincia de Buenos Aires.

Para la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la cosecha de trigo 2018/19 de Argentina alcanzaría una marca histórica de 20 millones de toneladas, mientras que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) estimó producción en un récord de 19 millones de toneladas.

Edición Impresa