TENSIÓN COMERCIAL

Boeing profundiza su presencia en China

Boeing profundiza su presencia en China
Boeing profundiza su presencia en China

Boeing abrió su primera planta de acabado de aviones 737 en China, lo que pone de manifiesto el compromiso de la empresa con el mercado aeronáutico más grande del mundo en medio de las latentes tensiones comerciales.

El fabricante de aviones con sede en Chicago mantendrá su centro de acabado y entregas en Zhoushan, 90 millas (unos 140 kilómetros) al sureste de Shanghái, después de más de un año de construcción. Esta instalación marca una inusual incursión industrial fuera de Estados Unidos para Boeing y una empresa conjunta con el fabricante de aviones estatal Commercial Aircraft Corp. of China Ltd.

Si bien la planta se inició antes de que el presidente Donald Trump fuera elegido, la inauguración corre el riesgo de ser eclipsada por su guerra arancelaria con China, que afecta a productos desde vehículos y maquinaria hasta cerdos y soja. Una tregua de tres meses anunciada a principios de este mes se ha visto amenazada desde la detención de la directora financiera de Huawei.

La instalación de Zhoushan, con raíces en ambos lados del océano Pacífico, es un ejemplo del acto de equilibrio de Boeing en China.

Los lazos del fabricante de aviones se remontan a la llegada del presidente Richard Nixon a China en 1972 a bordo de un Boeing 707. Los trabajadores chinos de la nueva planta darán los toques finales a los aviones construidos en Seattle, antes de entregarlos a clientes locales.

Edición Impresa