CONCENTRACIóN

Bruselas hace descarrillar fusión de Alstom y Siemens

Bruselas hace descarrillar fusión de Alstom y Siemens
Bruselas hace descarrillar fusión de Alstom y Siemens

La Comisión Europea rechazó la fusión de la empresa ferroviaria alemana Siemens y de su rival francesa Alstom, desoyendo así los llamados a autorizarla para enfrentar la competencia de China.

+info

Alstom y Siemens buscan alianza

Esta concentración habría implicado un alza de precios para los sistemas de señalización que aseguran la seguridad de los pasajeros y para las futuras generaciones de trenes de alta velocidad, aseguró la comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager.

La fusión, anunciada con bombos y platillos en 2017, fue recibida como el nacimiento de un campeón industrial europeo muy necesario, una especie de Airbus en el sector ferroviario frente a la competencia china.

Pero tras meses de investigación, la Comisión rechazó la operación, al considerar además que las partes no han propuesto suficientes medidas correctoras para remediar los problemas señalados por Bruselas.

El veto, que se esperaba en los últimos días, había enfurecido a París, donde los ministros presionaron duramente a favor de la fusión, considerándola como una medida necesaria para competir con la CRRC china, apoyada por Pekín.

El director general de Siemens, Joe Kaeser, que la semana pasada aseguró que tecnócratas retrógrados frustrarían la operación, lamentó la decisión y urgió a Europa a llevar a cabo una reforma estructural.

La protección de los intereses de los clientes a nivel local no debe significar que Europa no pueda estar en igualdad de condiciones con países líderes como China, Estados Unidos y otros, aseguró.

Vestager defendió en rueda de prensa la decisión asegurando que ningún proveedor chino ha participado hasta ahora en una oferta pública en Europa para vender su señalización, ni suministra un tren de alta velocidad fuera de China.

El grupo francés anunció por su parte que entierra su proyecto con Siemens. Alstom se concentrará a partir de ahora en continuar con su crecimiento como líder mundial del sector de la movilidad, indicó en un comunicado.

El veto de Bruselas deja una marca personal en Vestager a los ojos de Francia y Alemania, después de ser considerada durante años una estrella en ascenso de la UE.

La comisaria europea fue aclamada como una heroína europea después de enfrentarse a los gigantes tecnológicos estadounidenses Google, Facebook y Apple.

En la estela de estos sonoros anuncios, Vestager podría estar llamada a asumir un papel más importante en Bruselas tras las elecciones europeas de mayo.

Edición Impresa