PUERTOS

Conflicto ahuyenta a clientes

Conflicto ahuyenta a clientes
Conflicto ahuyenta a clientes

La terminal de Panamá Ports Company (PPC) experimentó otro día de tensiones, cuando ayer un grupo de trabajadores marchó desde Balboa hasta la Asamblea Nacional para visualizar en el Órgano Legislativo las pugnas laborales internas con la administración del puerto.

En estos momentos, el puerto trabaja a 80% de su capacidad, después de varios días de operaciones irregulares, por lo que los ejecutivos de la terminal y la Cámara Marítima de Panamá continúan apelando a la necesidad de funcionar al 100% para no seguir afectando el desempeño de toda la cadena logística.

Los trabajadores en el puerto de Balboa reclaman la supuesta dilatación de la empresa para negociar una nueva convención colectiva. La queja se acompañó la semana pasada del paro parcial de labores, acción que afectó los servicios que se prestan.

“Esas manifestaciones nos hacen perder competitividad y continuidad. Perdemos cargas para trasbordo. Se nos va el negocio para Costa Rica, Colombia, Chile y Jamaica”, recalcó Nicolás Vukelja, presidente de la Cámara Marítima de Panamá.

“Hacemos un llamado respetuoso a los colaboradores que se mantienen sin asistir a trabajar desde el pasado miércoles 17 de julio, que regresen a sus puestos de trabajo”, dijo la empresa ayer a través de un comunicado.

El diputado Jairo Salazar, del Partido Revolucionario Democrático, defendió a los trabajadores en el período de incidencias en el pleno de la Asamblea Nacional, exigiendo la creación de una comisión investigativa para analizar el caso PPC.

Hutchison Ports PPC, operador de la terminal, reiteró que está dispuesto a resolver la actual situación de manera expedita.

Los trabajadores, por su lado, han reclamado desde el año pasado que la empresa se siente a negociar una nueva convención colectiva con el sindicato, que incluya, entre otras modificaciones, un aumento de salario.

La compañía portuaria indicó que mientras las operaciones se han reanudado paulatinamente, en estos momentos, y desde el pasado miércoles 17 de julio, hay una instancia de mediación en el Ministerio de Trabajo, representantes del sindicato de trabajadores y la empresa.

La paralización de labores en PPC está afectando de forma importante a diversas actividades del complejo logístico de Panamá, el cual impacta la economía del país con un aporte estimado en 4,000 millones de dólares anuales, y está poniendo en riesgo la reputación del país.

“En estos pocos días, por lo menos dos grandes buques que conectaban al Lejano Oriente con puertos de América Latina, y cargaban más de 10,000 contenedores, han tenido que desviarse a otros puertos competidores en países de la región”, dijo PPC.

Clientes y gremios del sector logístico han mostrado su preocupación ante el daño irreversible que puede tener todo el sistema frente a los constantes paros de labores. Por el momento, comentan de la falta de fluidez en la mercancía que mueven los puertos, el ferrocarril y la Zona Libre de Colón.

Edición Impresa