ARANCELES

Crece costo de alimento para cerdos

Crece costo de alimento para cerdos
Crece costo de alimento para cerdos

Jia Tiechui, un ganadero de cerdos del centro de China, alimenta a sus 18 mil cabezas con soja. Pero satisfacer el voraz apetito de los mamíferos cada día es más costoso a causa de la guerra comercial entre Pekín y Washington.

El precio de la mezcla de granos, compuesta en una quinta parte de soja, subió desde que las aduanas chinas impusieron en julio unas tasas adicionales del 25%, como medida de retorsión, a esas semillas procedentes de Estados Unidos.

La Casa Blanca prevé imponer hoy jueves nuevos aranceles a productos chinos, por lo que Pekín ha empezado a preguntarse cómo contestar al golpe sin penalizar demasiado a su propia economía nacional.

El gigante asiático es el mayor comprador de soja del mundo. La usa para fabricar aceite de cocina y para la alimentación animal. En 2017, un tercio de la soja que necesitó el país era importada de Estados Unidos.

Hasta ahora, el impacto de la guerra comercial “no fue drástico”, declara el ganadero de cerdos Jia Tiechui delante de su granja, en Baiyang, en la la provincia de Henan (centro-este).

Pero se verá obligado a utilizar un producto de sustitución para alimentar a sus animales si los márgenes se reducen demasiado.

“Podemos sustituir la soja por semillas de algodón”, explica, examinando las hileras de cerdas preñadas que gruñen, esperando su comida.

“Si los costes siguen subiendo, y siempre y cuando esto no dificulte el crecimiento de los cerdos, optaremos por un plan b”.

Jia Tiechu, nacido en una familia de cultivadores de maíz, solo tiene ahora una preocupación: el precio al que podrá vender sus cerdos. El coste de la alimentación es secundario.

Edición Impresa