REPARACIONES NAVALES

Dique queda fuera de servicio

Dique queda fuera de servicio
Dique queda fuera de servicio

Un dique seco del astillero de Balboa, el más grande de la costa pacífica de América, desde México hasta Chile, quedó fuera de servicio tras un daño en la compuerta, informó la empresa Mec Shipyards, que tiene la concesión de operación desde 2012.

Este es el principal activo para las operaciones del astillero, ya que de los tres diques que tiene, es el más grande, donde se puede acomodar un buque panamax o varias embarcaciones de menor tamaño.

“Su operación representa alrededor del 70% de los ingresos del astillero”, señaló el gerente comercial de Mec Shipyards, Eric Kardonski.

Además, dijo, su reparación es sumamente onerosa e incierta, esto último, por la dificultad de obtener los equipos de la Autoridad del Canal de Panamá (grúa Titán y el Caisson), necesarios para su reparación.

En 2012, Mec Shipyards se adjudicó el contrato de concesión al ofrecer un canon mensual de 250 mil dólares o 3 millones de dólares el primer año, con un incremento de 5% anual, para operar el astillero. Esta concesión se otorgó por 20 años, tiempo durante el cual el consorcio debería pagar al Estado 99.1 millones de dólares.

De acuerdo con Kardonski, el daño en la compuerta del dique conlleva pérdidas cuantiosas para el consorcio y, por tanto, “se van a requerir medidas adicionales de reducción de gastos para mitigar pérdidas que harían insostenible la operación del astillero”.

Entre estas medidas se despidió a 40 trabajadores, pero se esperan otras decisiones que tendrán un impacto significativo en los trabajadores y en el volumen de negocios que le dan a los proveedores de servicios e insumos, indicó Kardonski.

¿Qué problema tuvo la compuerta del dique seco?

“La compuerta del dique uno sufrió, por caso fortuito, un grave desprendimiento de sus sellos, evento fuera del control del consorcio. Destacamos, que durante los primeros cinco años de concesión, el consorcio invirtió más de $2.4 millones en la reparación y mantenimiento del sistema de compuertas del astillero, suma que supera el plan de inversión aprobado por la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) en más de $400 mil para el mencionado periodo”.

El dique se llenó de agua por el daño en la compuerta y no puede ser utilizado. “Dada la gravedad del daño y el peligro que representa para la vida humana y activos de la empresa y terceros, el dique seco número uno no podrá ser utilizado hasta que sea reparado”, explicó.

Esto ha sido validado por las empresas clasificadoras internacionales de riesgo Bureau Veritas, Lloyd’s Register y la compañía de seguros del consorcio.

El astillero enfrenta desde hace meses problemas atribuidos a la crisis sufrida en el comercio marítimo mundial, que ha reducido sustancialmente el negocio de carga, impactando la demanda de los servicios que ofrecen los astilleros.

Mec Shipyards alcanzó un acuerdo con la Autoridad Marítima de Panamá el 8 de mayo de 2018 para modificar el contrato, debido a los problemas surgidos después de recibir la concesión, sin embargo, la Contraloría General de la República devolvió el documento sin el refrendo para subsanar algunos puntos. La empresa indicó que no ha sido notificada de los motivos de la devolución sin refrendo.

Consultado si han empezado algún proceso de negociación con el Gobierno o han solicitado alguna medida para mantener las operaciones, Kardonski informó que el 16 de octubre de 2018, la junta directiva de la AMP les concedió cortesía de sala. “En esa oportunidad se expuso a dicha junta directiva la situación del dique y las consecuencias financieras y el impacto que tendría en la fuerza laboral. De igual modo se solicitó la conformación de una mesa de trabajo para buscar respuestas a esta situación, insostenible de otra manera. A la fecha, la AMP no ha convocado dicha mesa de trabajo”.

Edición Impresa