Fabricante del iPhone no recortará planilla

El gigante tecnológico taiwanés Foxconn, fabricante del iPhone y el iPad de Apple, no llevará a cabo despidos masivos en China en 2012, pese a la introducción de 300 mil robots en sus cadenas de montaje ese año, aseguró el presidente y fundador de la compañía, Terry Guo.

En una visita a las factorías de Foxconn en Shenzhen (sur), donde trabajan unos 400 mil empleados de la compañía, Guo señaló que los robots se usarán para labores de rutina y de mayor riesgo, con el fin de aumentar la productividad, lo que “no afectará a la plantilla actual”, señaló.

El presidente de la firma reconoció, no obstante, que el sector manufacturero mundial se encuentra en uno de sus peores momentos, por lo que las perspectivas para 2012 en Foxconn aún son “inciertas”.

Foxconn anunció que en los próximos tres años implantaría un millón de robots en sus factorías de China.

El anuncio se produjo en medio de una ola de suicidios de trabajadores de la compañía, especialmente en las factorías de Shenzhen, lo que llevó a muchos a concluir que con esta medida Foxconn pretendía reducir su enorme plantilla en el gigante asiático.

Edición Impresa