Gravedad económica



Recientemente, durante uno de mis seminarios de “La Crisis del Dólar”, un participante me preguntó: “Joey, ¿cómo puedes estar tan seguro de que la economía norteamericana no se recuperará y que el dólar seguirá devaluándose?”.

En ese momento no le dije nada a la persona. Simplemente fui a una de las mesas donde había gente desayunando y agarre un paquete de azúcar. Lo tiré para arriba y dejé que cayera al piso. Miré a la persona y le contesté: “Gravedad económica”.

En nuestro mundo hay ciertas leyes que existen y no hay nadie que las pueden cambiar. En la física una de estas es la gravedad.

Si tiro algo para arriba, tarde o temprano tiene que regresar a la Tierra. Ahora bien, en economía también hay leyes que nadie puede cambiar. Como por ejemplo: 1.) Uno no puede gastar más de lo que gana (conocido como un déficit) indefinidamente, y 2.) A medida que uno imprime dinero “de la nada” para cubrir su déficit, el mismo pierde valor.

Ahora vamos a comparar la situación de Estados Unidos con estas dos leyes. Empecemos con el tema de gastar más de lo que uno gana.

Lo interesante de esta ley es que no se tiene problema entendiendo esto cuando se trata de una persona natural. Es decir, si le dijera que alguien está quebrado por que gastó más de lo que ganaba usted no tendría problema en creerme. Pero por alguna razón, cuando les digo a las personas que Estados Unidos está haciendo lo mismo no me lo creen. Veamos unas cifras para ver la realidad financiera de Estados Unidos. ¿Sabía usted que de los últimos 41 años el gobierno estadounidense ha tenido un déficit fiscal en 36 de ellos? ¿Sabía que este año el déficit fiscal de la administración del presidente Barack Obama será de $1.8 billón (millones de millones o trillion en inglés)? Y, ¿sabía que el mismo gobierno estadounidense ha dicho que en los próximos 10 años el déficit fiscal del país subirá otros $10 billones? Ahora les pregunto: ¿Les parece que esto es sostenible?

Con respecto a la ley relacionada con imprimir “dinero de la nada” también me sorprende la reacción de la gente. Hay miles de ejemplos de monedas que han perdido la mayoría (y en algunos casos hasta todo) de su poder adquisitivo por hacer esto. No sé por qué el dólar sería diferente. Es más, esto mismo ya le pasó al dólar en la década de 1970 cuando perdió más del 50% de su valor debido al hecho de que Estados Unidos abandonó el patrón de oro e imprimió dólares sin respaldo.

De igual forma que nadie puede cambiar la ley de la gravedad, nadie puede romper leyes económicas que han existido por miles de años.

Estados Unidos no está exento de dichas leyes y si continúa por este camino va a causar una crisis mucho más grande que una recesión: el colapso del dólar.