VEREDICTO

Greenpeace pierde juicio

La justicia noruega desestimó la demanda presentada por Greenpeace y otras dos oenegés opuestas a que Noruega atribuya licencias petroleras en el Ártico, un caso que muestra que la lucha contra el cambio climático se libra cada vez más en los tribunales.

En un veredicto que puede ser apelado, el tribunal de Oslo estimó que el Estado noruego no violó la Constitución al otorgar, en mayo de 2016, concesiones en el mar de Barents a 13 petroleras, entre ellas la nacional Statoil, las estadounidenses Chevron y ConocoPhillips y la rusa Lukoil.

Las organizaciones denunciaron a Noruega ante la justicia, invocando una reciente disposición constitucional que garantiza el derecho de todos a disfrutar de un medio ambiente sano.

Edición Impresa