TURISMO

Hotel flotante busca aliados para continuar en lago Gatún

Hotel flotante busca aliados para continuar en lago Gatún
Hotel flotante busca aliados para continuar en lago Gatún

El hotel flotante Jungle Land Panamá tiene hasta esta semana para salir de las aguas del Canal de Panamá, luego de que la vía interoceánica emitiera un comunicado notificando a sus representantes que no cuentan con autorización para operar un desarrollo turístico y hotelero en el lago Gatún.

En la misiva, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) otorgó un plazo de 30 días calendario, contados a partir del recibimiento de la notificación, que fue el pasado 2 de octubre, para que desalojen la zona.

El Canal de Panamá reitera que la empresa solo tenía un permiso para el fondeo y amarre de la embarcación Gatun Explorer, en el lago Gatún, en el año 2002, pero en distintas inspecciones entre los años 2015, 2016 y 2017 se confirmó que tienen un desarrollo hotelero con varias embarcaciones, y extraen agua del lago Gatún sin autorización.

En este caso, se ha escrito un nuevo capítulo, pues la agregada comercial de la Embajada de Estados Unidos en Panamá, Laura Jiménez, envió una misiva al administrador del Canal, Jorge Luis Quijano, mediando para que se llegue a un entendimiento que evite que Jungle Land Panamá deje de ofrecer sus servicios.

Carl Dean Davis, propietario de Jungle Land Explorers, empresa encargada del logde flotante, que cuenta con ocho habitaciones y tres plantas soportadas en una barcaza, solicitó asistencia a la Oficina Comercial de la Embajada de Estados Unidos, al considerar que está en riesgo una inversión realizada por un ciudadano estadounidense.

En tal sentido, Jiménez indicó al administrador del Canal la disposición de la instancia diplomática para colaborar, a fin de encontrar una solución satisfactoria para ambas partes.

Una de nuestras responsabilidades básicas es apoyar a las empresas americanas y/o a los ciudadanos en asistirles en situaciones puntuales que se les presente. Por esa razón, nos ponemos a la orden en aras de encontrar una pronta solución que sea favorable, y que sea beneficiosa para ambas partes”, expresa Jiménez.

Se conoció que representantes del Canal de Panamá realizaron nuevas inspecciones a la propiedad Jungle Land Panamá, en la que constataron que se mantienen las irregularidades, según la vicepresidencia de Ambiente, Agua y Energía ejecuta la empresa, al operar un desarrollo turístico sin autorización.

Los alegatos de la ACP para solicitar la salida de la embarcación estarían soportadas en inspecciones que realizó el organismo después de recibir un informe por parte de la Dirección Regional de Panamá Oeste del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), en la que se notificaba sobre la inadecuada disposición de desechos de origen humano, entre otras actividades, que ponen en riesgo la salud de las personas, además de afectar directamente la más importante fuente de agua potable del país.

Operadores turísticos han manifestado su preocupación por la polémica “Tenemos 184 reservaciones futuras, ya pagadas parcialmente o totalmente por nuestros clientes, incluyendo tres grupos de jóvenes alemanes que asistirán a la Jornada Mundial de la Juventud”, manifestaron representantes de Cacao Travel Group, en carta enviada a la ACP.

En una reunión entre la ACP y representantes del desarrollo turístico, se acordó presentar nueva documentación para dilucidar si es factible que se dé un plazo adicional para que el desarrollo opere hasta cesar las reservas ya pagadas por los turistas.

Edición Impresa