INTERESES

Huelga de transportistas afectó plan del banco de Brasil

Huelga de transportistas afectó plan del banco de Brasil
Huelga de transportistas afectó plan del banco de Brasil

La creciente incertidumbre sobre la expansión económica y la inflación en Brasil hace que sea inadecuado proporcionar orientación sobre el próximo movimiento de la tasa de interés, dijo el banco central del país.

Un escenario externo más desafiante y la paralización del sector de transporte de carga que causó escasez de alimentos y combustible dificultaron hacer proyecciones, dijeron los miembros del comité de política monetaria en la minuta de su reunión del 19 y 20 de junio.

Considerando el alto nivel de incertidumbre del escenario actual, el Comité considera apropiado abstenerse de señalar los próximos pasos en la conducción de la política monetaria, escribieron.

El banco central mantuvo la semana pasada su tasa clave en un mínimo histórico del 6.5% por segunda reunión consecutiva, en tanto se apartó de su compromiso de mantener las tasas sin cambios.

Aunque la recuperación económica está perdiendo fuerza, la presión ha comenzado a aumentar para que los responsables de la política aumenten las tasas a fin de proteger la moneda de una ola de ventas en mercados emergentes provocada por el aumento de los rendimientos en Estados Unidos.

Si bien el presidente del banco central, Ilan Goldfajn, ha reiterado que no existe una relación directa entre la turbulencia del mercado y la política monetaria, el banco está listo para actuar en caso de que un persistente debilitamiento de la moneda comience a avivar la inflación.

La inflación se aceleró luego de que una huelga en el sector de transporte de carga paralizara al país durante 11 días en mayo, lo que provocó escasez y el aumento de los precios de los alimentos y los combustibles.

Sin embargo, las expectativas permanecen bien ancladas por debajo del objetivo de 4.5% para este año y se espera que el impacto de la paralización en los precios sea temporal, según el banco central.

El índice de precios al consumidor de Brasil mostró una inflación en mayo del 2.86%.

La incertidumbre sobre el resultado de las elecciones presidenciales de octubre llevó a los economistas encuestados por el banco central a reducir su perspectiva de crecimiento para 2018 al 1.55% este año desde casi 3% a principios de marzo.

Edición Impresa