ESTRATEGIA

Instan a elevar el estímulo fiscal chino

Instan a elevar el estímulo fiscal chino
Instan a elevar el estímulo fiscal chino

Un debate de políticas de China sobre cómo abordar mejor la desaceleración del crecimiento se profundizó ayer, cuando analistas instaron a las autoridades a elevar el estímulo fiscal por los crecientes riesgos para la segunda mayor economía del mundo derivados del conflicto comercial con Estados Unidos.

Un artículo aparecido en Financial News, dirigido por el Banco Popular de China (PBOC), citó a analistas que hicieron un llamado a ajustar la política fiscal y a relajar las regulaciones financieras, al decir que la política monetaria no podría resolver sola los desafíos de financiamiento corporativo.

El artículo citó al analista de activos fijos de Citic Securities, Ming Ming, cuando dijo que para maximizar la efectividad de la política monetaria es necesario hacer una activa coordinación con las medidas regulatorias y fiscales.

“ Aún hay mucho espacio para [apoyar] la política fiscal y las autoridades deberían enfocarse en la solidez y el ritmo de las regulaciones, tomando en cuenta el impacto de las expectativas del mercado".


Ming Ming, analista de activos fijos de Citic Securities.

“Aún hay mucho espacio para [apoyar] la política fiscal y las autoridades deberían enfocarse en la solidez y el ritmo de las regulaciones, tomando en cuenta el impacto de las expectativas del mercado” dijo Ming.

Ante la desaceleración de la economía china, autoridades y expertos en el gobierno iniciaron un desate sobre si debería recurrirse a la política fiscal para mitigar el impacto de la guerra comercial con Estados Unidos. Ambos países se han estado aplicando mutuamente aranceles comerciales sobre sus importaciones, y en vista de que no hay señales de que la disputa vaya a distenderse, Pekín ya comenzó a relajar sus condiciones monetarias.

El crecimiento general del crédito se ha ralentizado en China este año y la banca informal se ha contraído por los esfuerzos del gobierno por disminuir los riesgos para el sector financiero.

Edición Impresa