Investigan sitios de microfinanciación

Investigan sitios de microfinanciación
El ‘crowdfunding’ se ha vuelto un método popular de donar dinero directamente a alguien que lo necesita.

Reguladores federales están investigando a personas que recaudan dinero a través de sitios de microfinanciación colectiva como Kickstarter y GoFundMe pero no cumplen sus promesas.

En su primer caso que involucra “crowdfunding”—como se le conoce a ese tipo de microfinanciación_, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) anunció que había llegado a un acuerdo sobre cargos contra un hombre que recaudó 122 mil dólares a través de Kickstarter para producir un juego de mesa que nunca se materializó.

De acuerdo con la FTC, Erik Chevalier canceló el proyecto y dijo que rembolsaría las donaciones, pero en lugar de ello usó el dinero para pagar su alquiler y mudarse. El !crowdfunding” se ha vuelto una forma popular para donar dinero directamente a alguien que lo necesita, desde cineastas independientes hasta voluntarios de ayuda humanitaria.

Las donaciones a menudo son pequeñas; pueden ir de un par de dólares hasta unos miles. En un caso en Los Ángeles, la campaña de “crowdfunding” de un hombre recibió 60 mil dólares en menos de un mes luego de un video en YouTube que mostró cómo él había construido una pequeña casa sobre ruedas para una mujer desamparada en su barrio.

En otro caso, un hombre en Maine que quería donarle su riñón a un extraño tras ver un aviso en la ventanilla de un automóvil recaudó 49 mil dólares para costos médicos.

Edición Impresa