SOCIOS COMERCIALES

Merkel se acerca con cautela a Pekín para no ofender a EU

Merkel se acerca con cautela a Pekín para no ofender a EU
Merkel se acerca con cautela a Pekín para no ofender a EU

China dijo que abrirá más sus puertas a las empresas alemanas durante una visita a Pekín de la canciller Angela Merkel, en un claro mensaje en defensa del libre comercio ante las amenazas proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que están poniendo aprueba las relaciones transatlánticas.

Alemania y China, dos naciones exportadoras que tienen gran superávit comercial con Estados Unidos, han quedado en la línea de fuego de Trump y están luchando por preservar el orden multilateral en materia de comercio.

Merkel enfrenta un delicado acto de equilibrio en su viaje a China, el décimo desde que se convirtió en canciller en 2005, ya que busca mostrar los puntos en común entre Pekín y Berlín en materia de libre comercio y sobre el acuerdo nuclear con Irán sin dañar las relaciones con Washington.

En la última decisión de Estados Unidos relativa al comercio, que ha alarmado tanto a Pekín como a Berlín, el gobierno de Trump anunció el miércoles una investigación de seguridad nacional sobre las importaciones de automóviles y camiones que podría generar la imposición de aranceles.

El anuncio afectó los precios de las acciones de los fabricantes de automóviles europeos y asiáticos.

China, en respuesta, prometió proteger sus intereses.

A los países europeos también les preocupa que sus exportadores puedan verse perjudicados si China ordena a los importadores que compren más productos estadounidenses para aliviar las disputas comerciales con el gobierno de Trump.

China ya indicó a las compañías estatales que compren más petróleo y soja a Estados Unidos, dijeron fuentes comerciales a Reuters.

El primer ministro Li Keqiang, en un acto conjunto con Merkel en el Gran Salón del Pueblo de Pekín, dijo que China y Alemania respaldan el libre comercio global, y destacó el enorme potencial de cooperación entre ambos países.

La puerta de China está abierta. Se puede decir que se abrirá aún más, dijo Li al lado de Merkel.

Edición Impresa