COMPLEJO TURíSTICO MI PUEBLITO

Municipio no logra licitar contrato

Municipio no logra licitar contrato
La empresa ganadora deberá demoler la iglesia afroantillana; la Casa Müller; el restaurante La Bocatoreña y la piscina.

La suerte no ha acompañado al Municipio de Panamá en su intento de licitar la renovación de Mi Pueblito Afroantillano, ubicado en las faldas del cerro Ancón.

Por segunda ocasión las autoridades del distrito capital declararon desierta la licitación para adjudicar los trabajos valorados en 2 millones 86 mil 501 dólares.

En la primera convocatoria no se recibió ninguna propuesta, mientras que en el segundo llamado solo se presentó el Consorcio Duero Gema, integrado por la compañía Duero Latina S.A., y Gema Steel Constructions, S.A.

Aunque la propuesta del consorcio estaba dentro de los límites permitidos del pliego de condiciones, la fianza no cubría el 10% del monto total del proyecto, lo que hizo que los funcionarios a cargo del acto público descalificaran la oferta inmediatamente.

Efraín Tapage, gerente de la empresa Metropolitana de Turismo, sociedad anónima propiedad del Municipio de Panamá, comentó que ya subieron al portal de internet de Panamá Compra la nueva convocatoria.

“Esta situación nos retrasa un poco, pero estamos optimistas sobre la tercera convocatoria”, comentó Tapage, quien agregó que por el momento no han analizado otro método para seleccionar a la compañía que se encargue del proyecto.

La compañía ganadora deberá demoler la iglesia afroantillana; la Casa Müller; el restaurante La Bocatoreña y la piscina. Así mismo, debe encargarse del paisajismo y mobiliario, para lo cual deberá utilizar material reciclado.

Uno de los requisitos de la licitación es que el contratista debe replicar la fachada actual de los edificios, mientras que los interiores quedarán a su discreción, pero previa aprobación por parte de funcionarios municipales.

Para el 12 de septiembre se fijó el nuevo acto para la entrega de propuestas.

Tapage comentó que el plan integral para mejorar el complejo turístico Mi Pueblito, también contempla la demolición de la sección indígena, y trabajos en el sector interiorano. “Se decidió hacer los trabajos por fase, para no cerrar todo el complejo”, comentó.

Pese a su atractivo turístico, el bajo mantenimiento en la última década afectó la infraestructura en el complejo ubicado en el cerro Ancón.

Edición Impresa