PRODUCTO TURíSTICO

Obras de Mi Pueblito, en fase final

Obras de Mi Pueblito, en fase final
Obras de Mi Pueblito, en fase final

La remodelación de la sección afroantillana en el complejo turístico Mi Pueblito entró en su etapa final.

El proyecto, que tiene un costo de 2.2 millones de dólares, será entregado a finales de mayo, aunque el contrato vence en septiembre próximo.

De los siete edificios que integran la atracción turística, ubicada a las faldas del cerro Ancón, tres fueron demolidos en su totalidad debido al avanzado deterioro que presentaba la estructura.

En el lugar se recrean las culturas afroantillana, la campesina y la indígena. Pero el estado de abandono del sitio requirió de la mencionada intervención en sus infraestructuras.

Obras de Mi Pueblito, en fase final
Obras de Mi Pueblito, en fase final

La capilla, la réplica de la Casa Müller y el restaurante fueron levantados desde cero. Se tomó la decisión de que la estructura fuese sostenida con acero y no madera.

En los otros cuatro edificios se reutilizó la madera y se fortaleció el interior cambiando el sistema eléctrico y la plomería.

El estanque, renovado en su totalidad, tendrá un revestimiento conocido como TPO, que cambia de color con los rayos del sol.

También se efectuaron trabajos para impedir que las aguas que llegan del cerro Ancón terminen dentro del estanque, con el que se recrean los dos océanos que rodean el país.

Jacqueline Deleuze, subdirectora de Empresas Municipales, comentó que el edificio de la logia fue traspasado a la Secretaría de la Etnia Negra para que sea utilizado como un centro cultural o lo utilicen como sus oficinas principales.

Obras de Mi Pueblito, en fase final
Obras de Mi Pueblito, en fase final

Deleuze señaló que la parte externa del complejo no fue modificada, pero en el interior del edificio donde estará el restaurante se cerraron los salones del nivel superior y se colocó material acústico y acondicionadores de aire para que puedan utilizarse en eventos culturales y privados.

Entre los cambios que se hicieron al diseño original, está la construcción de baños públicos cerca de la plaza central, y en todas las edificaciones se instalaron rampas de acceso para facilitar el desplazamiento de las personas con limitaciones físicas.

En cuanto a la concesión de las áreas comerciales y el tipo de negocios que se instalarán en Mi Pueblito Afroantillano, la decisión quedará en manos de la próxima administración municipal.

Operadores de turismo receptivo indicaron que la remodelación permitirá a los visitantes conocer más de la cultura panameña y la importancia de todas las razas que aquí conviven.

Igualmente, esperan que la próxima administración continúe con los trabajos de remodelación que necesita la aldea interiorana y la sección indígena.

Esta última fue demolida en su totalidad por el deterioro avanzado de los ranchos.

Obras de Mi Pueblito, en fase final
Obras de Mi Pueblito, en fase final

En el área campesina solo se está utilizando la parte inferior de los edificios, ya que la superior presenta fallas importantes.

La próxima semana, Constructora Raly, que se adjudicó el contrato en 2017, iniciará el proceso de instalación de los adoquines de la plaza central.

En los próximos días terminará la remoción de los adoquines, los cuales serán reutilizados en otros proyectos municipales, como el cementerio de Chilibre.

También se iniciarán los trabajos de pintura en la Casa Müller, que llevará los colores originales.

Deleuze indicó que el monto del contrato no se ha modificado, pero explica que sí fue necesario hacer algunos cambios para cumplir las normativas de los estamentos de seguridad del Estado.

Aunque no forma parte del contrato, el contratista remozará la entrada principal y pintará los estacionamientos, ya que por tema de presupuesto no se incluyeron reparaciones en el área designada para los vehículos.

La subdirectora de Empresas Municipales explicó que una vez se hayan renovado las tres secciones del complejo, será necesario construir un centro de visitantes, donde las personas reciban información de las atracciones que pueden encontrar en Mi Pueblito.

“Hay que incorporar sistemas tecnológicos que le permitan a los visitantes conocer las actividades y ritmo de vida que tienen las diferentes culturas en el país”, dijo.

Edición Impresa