INTERéS

Proyectan alza de tasas en Inglaterra antes de agosto

Un crecimiento del Reino Unido más lento de lo previsto este año no evitará que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés, al menos una vez, según una encuesta a economistas realizada por Bloomberg.

La producción se desacelerará al 1.4%, desde el 1.8% en 2017, según la media de las estimaciones, una cifra ligeramente inferior al 1.5% pronosticado previamente. Casi el 60% de los economistas anticipan una subida en la reunión de agosto.

La encuesta se llevó a cabo la semana posterior al anuncio de política monetaria del 10 de mayo, en el que el banco mantuvo la tasa de referencia en un 0.5%. La economía casi se frenó por completo en el primer trimestre ante el temporal de nieve y la desaceleración del consumo.

Los inversores respondieron con una disminución de las apuestas a un alza de las tasas, que en un momento habían dado por hecho para mayo.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que el crecimiento probablemente se recuperará de la caída del primer trimestre y la política monetaria necesitará de un ajuste en los próximos años para mantener la inflación bajo control.

Esta visión sobre la economía del Reino Unido se replicó en gran medida en la encuesta de Bloomberg.

Los economistas anticipan una recuperación de la producción al 0.4% este trimestre y continuará a ese ritmo hasta finales del próximo año, mientras que un repunte similar puede verse en la mayoría de las economías avanzadas.

El panorama en las economías avanzadas es claro: el crecimiento sufrió un tropiezo a principios de año. Pero en lugar de una señal de que la expansión mundial se está quedando sin fuelle, la desaceleración parece explicarse por el mal clima y particularidades locales. Un repunte en el segundo trimestre parece probable, dijo Jamie Murray, de Bloomberg Economics.

No obstante, las cifras recientes han sido mixtas. Según un informe del Banco de Inglaterra publicado, las intenciones de inversión siguen siendo modestas y hubo una desaceleración marcada por las ventas minoristas.

El gasto del consumidor también se reducirá más de lo que los economistas habían esperado anteriormente y el crecimiento de las exportaciones este año se contraerá al 2.5%, el nivel más bajo desde que comenzó la encuesta.

Edición Impresa