ESTRATEGIA

Siemens fabricará automóvil eléctrico

El gigante industrial alemán Siemens anunció ayer que comenzará a fabricar motores eléctricos para coches, en principio en cooperación con el fabricante sueco Volvo. Se tratará solamente de una cooperación estratégica temporal para desarrollar sobre todo la tecnología del modelo C30 de Volvo, puntualizaron sus portavoces en Múnich.

Los técnicos de Volvo y los de Siemens esperan que a finales de 2012 esté lista ya una primera flota compuesta por unos 200 modelos C30. Pero a finales de este mismo año debe haber finalizado la fase experimental con los primeros modelos.

Siemens adelantó que tomará una decisión sobre una posible cooperación más a largo plazo con Volvo en 2013. Sin embargo, sus representantes hicieron hincapié en que el objetivo a largo plazo es consolidar el grupo muniqués “como oferta global de soluciones para los automóviles eléctricos” por separado.

En el futuro la tecnología Siemens tiene que poder competir con gigantes autopartistas alemanes como Bosch o Conti, enfatizaron. Así, el grupo no quiere convertirse en competidor de las automotrices.

“No pensamos fabricar coches”, tenemos ya muchos productos, aseveró Russwurm, quien no reveló la cantidad que el grupo invertirá en el nuevo proyecto, pero adelantó que será una cifra importante.

Siemens tiene ya una amplia experiencia con motores eléctricos, pero sólo para trenes, tranvías y autobuses híbridos. En realidad había previsto ya en 1905 introducirse lentamente en el negocio de automóviles eléctricos. Pero atravesó algunas trabas tecnológicas que lo hicieron imposible.

Edición Impresa