Suben impuesto a autos importados

Brasil puso en marcha un incremento impositivo sobre los automóviles importados, lo que repercutirá para los compradores en un alza de precios del 10% al 15% conforme un decreto presidencial.

La tasa del denominado impuesto a los productos industrializados (IPI) sobre los automóviles importados subió en el caso de los vehículos de hasta mil cilindradas de 17% a 37%, y en los de mil a 2 mil cilindradas tuvo un incremento del 11% y 13% al 41 y 43%. La medida fue justificada por el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para proteger a la industria nacional y el empleo en ese sector.

Los efectos de la medida se sentirán en al menos 37 marcas de autos que se producen fuera del país, con excepción de Argentina, México y Uruguay, con los que Brasil tiene un régimen automotor especial. Según las distribuidoras de vehículos, la mayoría de las empresas mantendrá los precios vigentes en lo que resta del año cuando se prevé un reajuste.

El aumento del IPI sobre los autos importados fue decretado el 15 de septiembre último por Rousseff, pero una decisión de la Corte Suprema estableció que el alza solo podría regir 90 días después de la publicación del decreto.

El Gobierno estableció una lista de 11 variables -como montado, estampado, pintura, de los cuales seis deben ser realizados en Brasil para que las empresas eviten el nuevo impuesto.

Edición Impresa