ENERGíA

Subsidios modificarán la industria de baterías

La industria de baterías para vehículos eléctricos en China enfrentará un cambio radical, a medida que el gobierno reforma los subsidios para responder con mayor precisión a las demandas tecnológicas del transporte de próxima generación, según Sanford C. Bernstein & Co.

China construyó una enorme capacidad de producción de baterías en los últimos años, gracias a un generoso apoyo fiscal, que permitió la creación de grandes actores como Contemporary Amperex Technology Ltd. y BYD Co., respaldada por Warren Buffett.

De los 25 productores de baterías examinados por Bernstein, solo dos están operando a una escala suficiente, y con la mejor tecnología, personal y productos, para asegurarse un futuro, según la corredora.

“Este ha sido un mercado fuertemente subsidiado, en el que el gobierno ha entregado dinero a quien quiera”, afirmó Mark Newman, analista jefe de Bernstein para baterías, almacenamiento de energía y vehículos eléctricos, en una entrevista telefónica.

“Ahora están tratando de reducir los subsidios y estamos comenzando a ver qué productores pueden sobrevivir”.

Problemas recientes en el tercer productor de baterías de China ofrecen señas del inminente cambio en la industria.

Los planes del gobierno para reducir la ayuda a los fabricantes de vehículos cambiarán la industria.

Tras la última ronda de subsidios que entraron en vigor el mes pasado, China intensificará el desarrollo de vehículos eléctricos de mayor alcance, lo que requiere de baterías más grandes con mayor densidad energética y que son más difíciles de desarrollar y producir a gran escala.

Los productores con altas oportunidades de sobrevivir incluyen las unidades de baterías de Wanxiang Group Corp., Tianjin Lishen Battery Joint-Stock Co., Farasis Energy Inc. y Guoxuan High-Tech Co. Además, los productores existentes están mayoritariamente enfocados en baterías de litio, acero y fosfato.

Edición Impresa