DIáLOGO

Tensiones comerciales podrían socavar el G7

Tensiones comerciales podrían socavar el G7
Tensiones comerciales podrían socavar el G7

Pobres los países que participarán en la reunión del Grupo de los Siete este fin de semana.

La cumbre, que durante años ha sido una reunión de colaboración para países de ideas afines, corre el riesgo de ser dominada más por sus divisiones que por sus logros.

Los líderes en Canadá enfrentan una dura elección a la hora de organizar las discusiones. ¿Deberían centrarse en los problemas comerciales que son fundamentales para la salud de la economía mundial, a pesar de que ese tema probablemente enfrentará a Estados Unidos (EU) contra los otros seis países? Eso, a su vez, podría socavar el progreso en otros desafíos globales clave.

¿O deberían los socios de EU aspirar a avanzar en esos otros asuntos adaptándose al enfoque unilateral de EU para lograr un comercio internacional más justo?

El riesgo de una caída sostenida hacia una guerra comercial global, acelerada por las recientes medidas arancelarias de EU y de represalia de otros, podrían socavar un repunte en el crecimiento global que ya está siendo desafiado por un conjunto cada vez mayor de factores internos.

Una consecuencia es exponer las vulnerabilidades subyacentes económicas y financieras internas, especialmente en países que han enfrentado incertidumbre política (Italia), un manejo cambiante de la política (Argentina y Turquía) y la amenaza de salidas de capital (Brasil).

Los Gobiernos, las empresas y los inversionistas se ven cada vez más obligados a jugar un juego de “aplasta al topo” en respuesta a los trastornos, incluido el casi colapso financiero en Italia y el desplome de las monedas en varios países emergentes.

Edición Impresa