CUMBRE EN PEKÍN

Xi Jinping defiende las Rutas de la Seda

Xi Jinping defiende las Rutas de la Seda
Xi Jinping defiende las Rutas de la Seda

El presidente chino, Xi Jinping, intentó responder ayer a las críticas contra su iniciativa de las Nuevas Rutas de la Seda proponiendo proyectos “verdes”, financieramente viables y sin corrupción, en la apertura de una cumbre en Pekín.

Frente a Vladimir Putin y cuatro decenas de mandatarios mundiales más que asistieron al encuentro, el presidente chino, que se encuentra sumido en una guerra comercial con Estados Unidos, se posicionó en contra del proteccionismo, aunque en la sala no había ningún representante de Washington para escucharlo.

Estados Unidos tilda la iniciativa de “proyecto vanidoso” y cargó contra Italia cuando se desmarcó del resto de grandes economías y se sumó a ella.

El líder de la segunda economía mundial celebró por segunda vez una cumbre dedicada a las Nuevas Rutas de la Seda, una iniciativa dirigida a construir infraestructuras en países en desarrollo que las necesitan con urgencia en Asia, Europa y África.

El objetivo es apuntalar las relaciones entre el gigante asiático y sus principales socios comerciales, a los que necesita para asegurarse tanto sus suministros como sus mercados.

Pero los críticos le reprochan que favorece ante todo a las empresas chinas y que los proyectos representan “una trampa para la deuda” de las naciones beneficiarias de los préstamos concedidos por los bancos chinos.

Un ejemplo de manual es el de Sri Lanka que, al no poder cumplir con los reembolsos, tuvo que ceder a Pekín el control de un puerto en aguas profundas durante 99 años.

En respuesta, Xi Jinping defendió unos proyectos que sean “viables” para los presupuestos de los países participantes.

“Todo debe hacerse de forma transparente y debemos tener tolerancia cero con la corrupción”, afirmó en un discurso de una media hora de duración.

Según el presidente chino, su país promoverá también el desarrollo “verde”. Algunos proyectos, como las represas y las centrales de carbón, son considerados en ocasiones malos para el medio ambiente.

“Destacamos la importancia de la viabilidad económica, social, fiscal, financiera y medioambiental de los proyectos”, se puede leer en un borrador preliminar del comunicado final al que tuvo acceso la AFP.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó de su lado que las inversiones con el sello de Nuevas Rutas de la Seda “solo deben ir adonde sean viables”.

Hablando ante los delegados, Lagarde pidió “una mayor transparencia, licitaciones abiertas y competitivas y una mejor evaluación de riesgos en la selección de proyectos”.

Edición Impresa